"Aún queda mucha vuelta"

El ciclista colombiano Nairo Quintana llegó a la Vuelta a España con el rótulo de favorito y él, con un talento a prueba de roble no ha sido inferior al compromiso.

Nairo Quintana luce orgulloso la camiseta roja que lo acredita como el nuevo líder de la Vuelta a España. / AFP
Nairo Quintana luce orgulloso la camiseta roja que lo acredita como el nuevo líder de la Vuelta a España. / AFP

Desde la segunda etapa se ubicó en el segundo puesto de la general y ayer, en una etapa con fiesta colombiana con el triunfo de Winner Anacona, el boyacense se trepó a lo más alto de la clasificación con un tiempo de 35:58:05, con una ventaja de tres segundos sobre el español Alberto Contador.

Nairo, de 24 años, aseguró ayer, tras vestirse de rojo, que “aún queda mucha vuelta y ser primero no es muy significativo, todavía las diferencias no son grandes. Froome no tuvo un buen día, pero ahora viene la crono y puede recuperar. Los grandes rivales para mí creo que serán Alberto Contador y Purito Rodríguez, pero mi equipo está funcionando bien, hoy ha hecho un buen trabajo y espero que las piernas estén bien”.

Quintana le arrebató el liderato a su compañero en Movistar Alejandro Valverde, lo que en su opinión no supone ningún problema: “No hay discusión, somos dos líderes en el equipo, los dos estamos ahí y sea Alejandro Valverde o sea yo, lo importante es la victoria para la escuadra”.

Y añadió el colombiano: “Reconozco que hoy (ayer) he sentido buenas piernas y por eso he llegado con el tiempo de los favoritos, pero hay pocas diferencias y seguimos ahí, casi que cero a cero”.

Sobre la contrarreloj de Borja, del próximo martes, Nairo Quintana añadió que no soy un especialista nato, pero sé defenderme en ese terreno”.

Con la humildad que lo caracteriza, el colombiano, campeón del Giro de Italia y de la Vuelta a Burgos, reconoció que “no sé si podremos mantener la cima hasta el final. Sería nuestro deseo, pero será difícil. La contrarreloj no se me da mal. La haré a tope para defenderme y poder conservar la camiseta”.

Sobre el calor que marcó ayer la novena fracción, el orgulloso padre de Mariana analizó que “normalmente me van bien casi todos los climas, pero me sentía un poco afectado por el calor que había hecho en los primeros días. Hoy he sentido buenas piernas y hemos trabajado para poder mantener dentro del equipo este maillot. Mis compañeros han hecho una gran labor y yo he podido llegar con el tiempo de los favoritos para ponerme con esta camiseta de líder”.

Hoy Nairo Quintana tendrá tiempo para recuperarse en la jornada de descanso de la Vuelta a España. Mientras tanto, y ante el asedio de sus rivales, podrá decir orgulloso que el día que su compatriota se vistió de gloria, él se vistió de rojo y así confirmó por qué es uno de los llamados a ganar la ronda española.