Al-Attiyah ganó etapa 11 y Peterhansel acaricia un nuevo título en el Dakar

El piloto catarí se quedó con la victoria este jueves en autos, mientras que el francés está a dos días de consagrarse por duodécima vez en el Rally.

El auto del piloto catarí Nasser Al-Attiyah durante la etapa 11 del Rally Dakar. / AFP

El piloto catarí Nasser Al-Attiyah (Mini) se llevó la victoria este jueves en autos en la undécima etapa del Rally Dakar, 712 kilómetros entre La Rioja y San Juan, en Argentina, en una jornada en la que el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot) mantuvo el liderato y ya acaricia su 12º título.

"Escuchamos bien cualquier ruido del motor y prestamos atención a todas las pérdidas de adherencia para no estropear ninguna pieza de la transmisión. Un problema mecánico podría dejarnos en la estacada. El rally se caracteriza por esos altibajos continuos. Basta un mal día en el Dakar y hala, hasta el año que viene", dijo un prudente Peterhansel tras llegar cuarto a la meta.

Al-Attiyah, ganador en 2015, se impuso al cabo de los 431 kilómetros cronometrados con un tiempo de 4 horas 49 minutos 16 segundos, adelantando a los dos expilotos del Mundial de rallies que participan por primera vez en el Dakar, el francés Sébastien Loeb (Peugeot), en 5 minutos 52 segundos, y el finlandés Mikko Hirvonen (Mini), en 7 minutos 01 segundos.

"Ha sido un día muy largo y con mucho calor. He ido tirando sin parar y estoy muy contento de haber ganado la etapa. El vehículo ha respondido a la perfección. Va a ser difícil, pero tengo que consolidar mi posición delante de Giniel (De Villiers). Ahora mismo tenemos 21 o 22 minutos de ventaja sobre él, así que la verdad es que sí, estoy muy contento", comentó por su parte Al-Attiyah.

De esta forma, Peterhansel conserva cómodamente la cabeza de la general con 51:55 de margen sobre Al-Attiyah, a dos días de que finalice la carrera en Rosario. El sudafricano Giniel De Villiers (Toyota) completa el podio a 1 hora 17 minutos 24 segundos.

"¡Que se acabe ya!", pidió Loeb tras la jornada.

"No es que no me guste pero se hace largo. Y ahora ya no voy a buscar gran cosa, corro por correr, por lo que estoy bastante impaciente porque se acabe", señaló.

- Sin Gonçalves, pista libre para Price -

En motos, el francés Antoine Meo (KTM) se llevó la victoria y ascendió al tercer escalón del podio.

Esta es la segunda victoria de etapa para el galo de 31 años y cinco veces campeón del mundo de enduro después de la lograda en la séptima fecha en Salta.

Meo, que se estrena este año en el Dakar, se impuso al final de los 431 kilómetros de la especial del día con un tiempo de 5 horas 19 minutos 08 segundos, con 18 segundos de ventaja sobre su compañero de equipo y líder de la general, el australiano Toby Price, y a 2 minutos 48 segundos del chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna).

La jornada estuvo marcada por el abandono del portugués Paulo Gonçalves tras una caída. El piloto de Honda formaba parte desde el comienzo de la terna de favoritos en motos.

"Es una locura, no me esperaba tanto. Es hasta increíble. He atrapado a Paulo (Gonçalves) antes de que se cayese, una pena para él porque incluso había conseguido seguir. Estoy satisfecho porque, para ser mi primer año, he conseguido encaramarme a la 3ª posición. Hoy la navegación era complicada y todos han cometido errores, así que me he aprovechado. Un día fantástico", apuntó Meo.

Con dos etapas aún por delante antes de cruzar la meta final en Rosario, Price domina un podio 100% KTM. El australiano encabeza la general a 35:23 del eslovaco Stefan Svitko y a 43:46 de Meo.

Este viernes, la penúltima fecha estará marcada por una intensísima etapa de 931 kilómetros, de los cuales 481 cronometrados, entre San Juan y Villa Carlos Paz.