Sebastián Saavedra: “No es un freno, es una oportunidad”

El piloto colombiano ahora requiere de un mayor patrocinio para competir en la IndyCar.

Sebastián Saavedra no correrá más este año. Así lo decidieron sus manejadores y el propio piloto desde el viernes, en desarrollo de la penúltima válida de la temporada de la Indy Lights en el óvalo de Kentucky, en la que su auto del equipo Bryan Herta Autosport fue conducido por otro y terminó chocando en los primeros giros de la competencia.

“No podíamos seguir así, porque era una situación nada profesional y muy desfavorable para mi imagen y para mi futuro”, dijo Saavedra, quien ha sido reconocido en los últimos años por la Federación Colombiana de Automovilismo como el piloto colombiano de mayor proyección en el exterior.

Antes de iniciar la temporada, el piloto había anunciado que estaría no solamente buscando el título de la Indy, sino que además debutaría en la IndyCar, disputando las 500 Millas de Indianápolis y hasta otras cinco carreras de la categoría tope de autos tipo fórmula en los Estados Unidos. En mayo se convirtió en el tercer piloto colombiano en clasificar a la mítica carrera, aunque con recursos técnicos apenas mínimos.

Una victoria en la Indy Lights en Iowa en junio fue el punto alto de su temporada, pero en general los resultados estuvieron por debajo de los obtenidos en su año como novato en la categoría. “Todo viene desde las 500 Millas, pues era claro que Bryan no estaba cumpliendo con lo que nos había prometido”, dijo Saavedra. “El tema principal era presupuesto, pero contratos son contratos. Sin embargo, creo que plata sobraba y había con qué hacer muchas cosas, pero el dinero que entraba no se veía”.

Los patrocinadores del colombiano son los que soportan la temporada, pero el equipo ejecuta los presupuestos y en ello es donde hubo inconformidad, al punto de tomar la decisión de cortar abruptamente con Bryan Herta.

Saavedra ya había afrontado una situación similar en 2006, su segundo año en el automovilismo, cuando no terminó la temporada en la Fórmula BMW de los Estados Unidos por inconformidad con la escuadra Eurointernational.

Tras un exitoso paso por la Fórmula 3 Alemana en 2008, su enfoque volvió al automovilismo americano el año pasado y se estrenó en la Indy Lights con destacados resultados, incluyendo dos triunfos y el tercer lugar en el campeonato, de la mano del equipo AFS Andretti Green.

A pesar de tener la opción de continuar allí y buscar el título, la balanza se inclinó a favor del equipo de Herta, pues le garantizaba su estreno en la IndyCar. “Íbamos a correr más de seis carreras y fue uno de los motivos por los que decidimos correr con ellos, pero a la larga no se dio nada de esto”, dijo Saavedra.

Igual, Sebastián asume la situación “no como un freno, sino una oportunidad, porque IndyCar es un tema que ya nos toca con equipos que están interesados en mí”, aunque para llegar a ella se necesitarán más patrocinadores.

La ausencia de los mismos en el pasado lo llevó a abandonar la ruta del automovilismo europeo y su continuidad depende en este momento de los dineros que consigan en Colombia, para lo cual estará regresando al país la próxima semana.

La apuesta era arriesgada este año y aunque se perdió, su nombre ahora suena más en la IndyCar, la cual le ha abierto puertas, pero sin inyección económica será muy difícil que las pueda cruzar.