Cuatro colombianos en el Top-15 de las 500 millas de Indiánpolis

Juan Pablo Montoya (6°), Gabriel Chaves (9°), Carlos Muñoz (10°) y Sebastián Saavedra (15°), completaron las 200 vueltas de la mítica carrera estadounidense que terminó llevándose el japonés Takuma Sato.

AFP

En un final de infarto, el japonés Takuma Sato rebasó al brasileño Helio Castroneves faltando cuatro vueltas y de esta manera consiguió este domingo las 500 millas de Indiánpolis, la carrera de monoplazas más importante de Estados Unidos.

La gran actuación de los colombianos concluyó con los cuatro pilotos cafeteros dentro del top 15. Tres de ellos dentro de los 10 primeros. El mejor fue Juan Pablo Montoya que se ubicó en el sexto lugar, Gabriel Chaves fue noveno, Carlos Muñoz, décimo y Sebastián Saavedra terminó quince.

Los colombianos, con un motor inferior a los favoritos, fueron siempre de menos a más subiendo posiciones y sorteando los constantes accidentes que se presentaron en la carrera. Como el impresionante choque que sufrió el ganador de la pole position, Scott Dixon, quien tras salir volando con su auto, afortunadamente salió ileso.

Este accidente cambió completamente la carrera. Inclusive Carlos Muñoz había sobrepasado a Montoya, pero con los incidentes en la pista, tuvo que modificar la estrategia. Sin embargo, lo verdaderamente rescatable es que los cuatro colombianos no sufrieron ningún percance y completaron las 200 vueltas de la competición.

Lo mismo ocurrió con Juan Pablo Montoya. El bogotano salió de la posición 18 y fue sobrepasando autos a lo largo de la carrera. Salió ileso además de los accidentes y las constantes banderas amarillas, principalmente por las fallas sufridas en los motores Honda, que perjudicaron entre otros, al piloto de la Fórmula 1, Fernando Alonso.  

Pero el premio mayor se lo llevó el japonés Takuma Sato, que arrancó desde la cuarta posición de la grilla de partida, es el primer piloto de su país que gana la Indy 500, luego de siete participaciones anteriores con un decimotercer puesto como mejor resultado.

Castroneves estuvo a punto de convertirse en el cuarto hombre que gana cuatro veces la Indy 500, luego de sus victorias en esta pista en 2001, 2002 y 2009. Sin embargo, el japonés fue el más rápido y poder celebrar al final con la tradicional botella de leche.