El técnico de Falcao, James y Guarin que correrá el Rally Dakar

André Villas-Boas dirigió a los tres colombianos en el Porto de Portugal, entre 2010 y 2011. El portugués cree que terminar el Dakar será como ganar una liga de fútbol

André Villas Boas, técnico del Porto entre 2010 y 2011, correrá el Rally Dakar 2018.EFE

El entrenador portugués de fútbol André Villas-Boas aseguró que llegar a la meta del rally Dakar en su debut será para él como ganar un campeonato de fútbol, como los que ya conquistó durante su paso por los banquillos del Porto y el Zenit de San Petersburgo.

Villas-Boas reconoció en conferencia de prensa que su "humilde objetivo" es completar todo el recorrido del Dakar, desde su salida este sábado en Lima hasta su llegada el día 20 en la ciudad argentina de Córdoba.

Explicó que apenas tiene experiencia como piloto de rallys y que su objetivo de cada día será llegar al final de las etapas, al contrario que sus compañeros del equipo Toyota, el catarí Nasser Al-Attiyah y el sudafricano Giniel De Villiers, quienes buscarán el triunfo.

"Ayer fue la primera vez que salimos con el coche por las dunas. Estamos contentos, pero habrá muchos momentos de dificultad para mí", dijo Villas-Boas, quien tendrá como copiloto a su compatriota Rubén Faría, segundo del Dakar en motos en 2013.

"He preguntado mucho por las dunas y el desierto. Para personas sin experiencia como yo, al llegar a la cresta de la duna no sabes lo que hay detrás y eso te hace levantar el pie del acelerador y ahí es donde cometes errores", agregó.

Villas-Boas explicó que su preparación para el Dakar comenzó en noviembre, hace apenas dos meses, por lo que "ha sido un aprendizaje"  que ha intentado aprovechar al máximo, y aclaró que su intención es regresar a los banquillos de fútbol en junio.

Indicó que se animó a correr el Dakar porque es un aficionado a los rallys desde que su tío, Pedro Villas-Boas, participó con un coche en 1982.

El técnico valoró que los números han coincidido para jugar a su favor, pues él competirá en el Dakar con 40 años, los mismos que tenía su tío cuando lo hizo anteriormente, y además lo hará en la cuadragésima edición del raid más duro del mundo.