Fernando Alonso ganó las 24 horas de Le Mans

En la mítica carrera de mayor resistencia del mundo, el español se impuso junto a el suizo Sébastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima, quien hizo el último relevo.

EFE

El equipo oficial Toyota ha roto con una trayectoria repleta de infortunios en las 24 Horas de Le Mans y en la mañana de este domingo, en la edición 86, por primera vez ha logrado la victoria, que ha llegado de la mano de un Toyota TS050 Hybrid piloteado por el español Fernando Alonso, el suizo Sébastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima, quien ha hecho el último relevo.

Además de ganar con el coche número ocho (388 vueltas), en que está alineado Alonso, Toyota también ha hecho un doblete, ya que el número siete, integrado por el británico Mike Conway, el japonés Kamui Kobayashi y el argentino José María 'Pechito' López, ha entrado en segunda posición, a dos vueltas del vencedor. (Lea también: Juan Pablo Montoya sufrió un choque en las 24 horas de Le Mans, pero siguió en carrera)

No obstante, antes de que éste cruzase la meta, y en la vuelta 359 (cuando Kobayashi pilotaba), el coche perdió potencia, reproduciéndose los momentos de pánico del 2016 cuando a falta de una vuelta Toyota perdió la victoria. Al final, todo ha quedado en un error del equipo por calcular mal el consumo de gasolina, que le ha hecho hacer una vuelta más de lo que correspondía a un paso muy lento.

Igual que hiciese el pasado jueves Toyota en la tercera y última jornada de entrenamiento oficiales, en la que logró la 'pole', el equipo japonés ha hecho otro doblete, con el que rompe la trayectoria perdedora en el circuito mítico circuito francés y se alza por primera vez con las legendarias 24 Horas de Le Mans, que este año cumplían la edición 86. 

Por otra parte, el colombiano Juan Pablo Montoya, quien corrió con el equipo United Autosports llegó en la casilla número 24. El piloto bogotano había sufrido un choque en las primeras horas de competencia, lo cual le hizo perder una gran cantidad de tiempo. Cerrando así, por ahora, el sueño de lograr la triple corona del automovilismo.

Sólo un piloto ha conseguido pararse en lo más alto del podio en las tres válidas más prestigiosas del automovilismo (Las 500 millas de Indianápolis, el Gran Premio de Mónaco de la Fórmula 1 y las 24 horas de Le Mans): Graham Hill. El británico conquistó en cinco oportunidades El Principado (1963, 1964, 1965, 1968 y 1969), una vez Indianápolis (1966) y se consagró en Francia con la Triple Corona en 1972. Una gesta con la que coquetea Montoya 46 años después.

El bogotano destapó la botella de leche que se toma el campeón de Las 500 millas de Indianápolis en 2000 y 2015, se adjudicó el Gran Premio de Mónaco en 2003 con Williams y se encuentra cumpliendo su sueño en Le Mans. Hay seis pilotos más que han ganado dos de estas tres carreras, pero por diversas razones no consiguieron la Triple Corona, un galardón exclusivo para pilotos completos y versátiles.