Jules Bianchi pierde "la batalla" contra la muerte

El piloto francés falleció en la noche del viernes en Niza.

Jules Bianchi falleció en la noche del viernes en Niza. Foto: AFP

"La batalla" de Jules Bianchi terminó el viernes, anunció este sábado la familia del joven piloto francés de Fórmula 1, que no logró salir del coma en el que entró tras un accidente en el Gran Premio de Japón, en octubre de 2014.

Bianchi, primer piloto de Fórmula 1 fallecido en un accidente desde el deceso del triple campeón del mundo Ayrton Senna en 1994, murió el viernes a los 25 años en el Centro Hospitalario Universitario (CHU) de Niza, en el sudeste de Francia, informó su familia en un comunicado el sábado por la mañana.

El francés sufrió un gravísimo accidente al salirse de la pista al volante de uno de los bólidos de la escudería rusa Marussia en el circuito de Suzuka, durante el Gran Premio de Japón, el pasado 5 de octubre.

"Jules luchó hasta el final, como siempre hizo, pero ayer su batalla terminó", indica el comunicado. "Sentimos una pena inmensa e indescriptible", añade la familia.

Hace días que se temía este desenlace. El pasado 13 de julio, el padre del piloto, Philippe Bianchi, se había mostrado en la radio pública francesa "menos optimista" sobre el estado de salud de su hijo, que no daba señales de "progresos significativos".

"Llega un momento en el que hace falta tener los pies en el suelo y darse cuenta de la gravedad de la situación", añadió, subrayando que la muerte era quizás el menos malo de los escenarios para su hijo.

Familia de pilotos

 

La carrera deportiva de Jules Bianchi, que el 3 de agosto habría cumplido 26 años, finalizó con 34 carreras completadas, en las dos temporadas en las que compitió en la Fórmula 1.

Su actuación más recordada fue en el Gran Premio de Mónaco de 2014, con una novena plaza conseguida a pesar de haber salido al final de la parrilla, en un circuito en el que es muy difícil adelantar.

Esta novena posición sigue siendo el mejor resultado de la escudería Marussia, rebautizada Manor Marussia desde la temporada 2015.

Nieto del piloto de F3 Mauro y sobrino nieto del piloto de F1 Lucien, que murió en 1969 en el 24 Horas de Le Mans, la carrera de Jules Bianchi terminó el pasado octubre en la 42ª vuelta del Gran Premio de Japón.

Bianchi perdió el control de su vehículo bajo la lluvia en la curva 7, la Dunlop, y se empotró contra la máquina con la que se evacuaba el Sauber del alemán Adrian Sutil, quien se había salido en la vuelta anterior.

Este accidente provocó una fuerte polémica, sobre todo por la intervención de esta máquina sin que se hubiera neutralizado previamente la carrera. De hecho, el coche de seguridad no entró en la pista hasta la vuelta número 44, después del accidente de Bianchi.

'Un ser humano magnífico'

El equipo Marussia lamentó su muerte este sábado con un comunicado: "Jules tenía un talento brillante. Estaba destinado a lograr grandes cosas en nuestro deporte y a lograr éxitos que merecía ampliamente. Además era un ser humano magnífico, que dejó una gran impresión sobre una gran cantidad de personas en el mundo".

Los pilotos de la Fórmula 1 también tuvieron unas palabras de despedida para el francés.

"Amigo, compañero, talento, sonrisa. Eterno. Descansa en paz Jules. Siempre con nosotros", escribió el español Fernando Alonso (McLaren) en Twitter.

"Hemos perdido a un gran chico y a un verdadero luchador", añadió el británico Jenson Button, también de McLaren.

"El deporte pierde a uno de los mayores talentos de esta generación de pilotos, procedente de una familia de larga tradición en la historia del deporte", reaccionó la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

El presidente francés François Hollande transmitió sus "más sinceras condolencias" a la familia por el fallecimiento de Bianchi, "una de las grandes esperanzas del automivilismo francés".

Temas relacionados