Los superautos de la feria

Dentro del segmento de lujo existe un subsector que cautiva a los amantes de los autos: el de los superdeportivos. Estos vehículos aspiracionales tienen el poder de robar miradas a donde van, y el Salón del Automóvil no será la excepción.

El Ferrari 488 Spider es la más reciente adición a la vitrina de la marca en Colombia. Este año ya han vendido tres carros

Y es que ya no es extraño ver este tipo de vehículos en el país. Hay que decir que el desarrollo económico de Colombia también se puede evidenciar gracias a este segmento, pues no son pocas las marcas que han traído sus supercarros a las carreteras nacionales en la última década.

Porsche, Jaguar, Maserati y Ferrari son algunas de ellas y su promesa va más allá de un vehículo poderoso y elegante, lo que ofrecen es exclusividad y las cifras lo confirman. Según el último informe de Andemos, las cuatro marcas juntas vendieron el año pasado 193 unidades. Hasta finales de octubre de este año iban en 138 y todas estarán en el Salón, al que llegan con grandes sorpresas, un ligero cambio de enfoque y muchas expectativas.

Porsche por ejemplo tendrá un estand de 366.41 metros en el pabellón cinco. El escenario estará diseñado de tal forma que transmita “el ADN de la marca y que los clientes vivan una verdadera experiencia, como si estuvieran en cualquier Centro Porsche del mundo”, dicen voceros de la marca.

Se exhibirán el Cayman y Cayman S, el 911 Carrera S Cabrio, la Cayenne S E-Hybrid Platinum Edition, las Macan y Macan GTS y el 718 Boxster. Además, se aprovechará la ocasión para lanzar el 718 Cayman y el 718 Cayman S, dos nuevos superdeportivos, cargados con 300 y 350 caballos de potencia, respectivamente. Las expectativas son altas, pues como ya había comentado Camilo Ángel, gerente de la marca, a El Espectador, “el Salón del Automovil hace que el año tenga 13 meses”, con todo lo que eso implica en ventas.

Es turno para Jaguar, que estará en el pabellón ocho de Corferias. Iván Pérez, gerente del Grupo Premier, importador de la marca, reconoce estar entusiasmado. Para esta ocasión, la cuarta edición en la que participan, promete traer “la mayor cantidad de productos nuevos jamás vista en un Salón del Automóvil en Bogotá

De los autos ingleses pasamos a los italianos, comenzando por Maserati, que hace dos semanas lanzó lo que será su insignia en el Salón y probablemente en Colombia durante los próximos cinco años: La Levante, el primer SUV de la marca, que llega cuatro años después de su lanzamiento mundial.

Según Robert Kunzel, gerente de Maserati en el país, la trajeron porque se han dado cuenta de que Colombia es un mercado de vehículos grandes. La idea, dice, es vender 10 durante el Salón y 40 cada año. A diferencia de la feria pasada, esta vez Maserati no estará con Ferrari. La escudería del caballo tendrá su propio estand.

Catalina Torrente, gerente de ventas de la marca, advierte que solo estará exhibido el 488 Spider, convertible que llegó al país a mitad de este año, y cuenta que para esta edición más que vender buscan hacer presencia. Quienes estén interesados en comprar un Ferrari deberán realizar el trámite en la vitrina de la marca, fuera del Salón, pues es donde se hace la configuración y el pedido del vehículo de acuerdo con el gusto de cada cliente.

En tres días las puertas de Corferias se abrirán para que aficionados y curiosos disfruten de un Salón único en el mundo que conjuga una extraordinaria muestra de carros con atractivos planes y y precios de feria.

Temas relacionados

 

últimas noticias