Montoya y Castroneves, favoritos para las 500 millas de Indianápolis

El piloto bogotano saldrá en la posición 15 en la edición 99 de la mítica competencia.

Juan Pablo Montoya llega a las 500 millas de Indianápolis como líder del campeonato de la IndyCar. Foto: AFP

Helio Castroneves correrá el domingo la 99 edición de las 500 Millas de Indianápolis con el doble propósito de arrebatar a Juan Pablo Montoya el liderazgo del campeonato IndyCar, y convertirse en el cuarto hombre en ganar cuatro veces la famosa carrera.

La mítica prueba arrancará a las 12H00 locales, marcada por los numerosos accidentes que ocurrieron en la semana previa de ensayos y clasificación, de los que no se salvó ni Castroneves.

La Indy 500 arrancó el pasado 15 de mayo sus actividades con dos espectaculares accidentes durante la práctica, uno de los cuales involucró al brasileño Castroneves, cuyo monoplaza voló por el aire después de golpear la pared que bordea la pista.

El auto quedó boca abajo en la pista, pero Castoneves salió por sus propios medios del vehículo y siguió compitiendo para conseguir el quinto lugar en una pole position dominada por el neozelandés Scott Dixon.

Después de la calificación del pasado domingo hubo otros dos violentos accidentes, entre ellos el del canadiense James Hinchcliffe, que gravemente herido en la pierna será sustituido en la carrera por el australiano Ryan Briscoe.

El circuito ovalado del Indianapolis Motor Speedway tiene fama de peligroso, pero es uno de los eventos más glamorosos del universo deportivo estadounidense.

Con sus 200 vueltas al increíble promedio de velocidad de poco más de 300 kmh, hasta 250.000 espectadores en las gradas y un premio de 2,5 millones de dólares, el ganador es recompensado con un simple vaso de leche, iniciativa surgida en 1956 por la unión local de productores de lácteos.

"Para cualquier piloto de carreras de automovilismo, ésta es nuestra Meca", dijo Castroneves, campeón de las 500 Millas en 2001, 2002 y 2009, y cuya costumbre de encaramarse en la cerca para festejar con los espectadores es parte inseparable del show.

Castroneves, ahora con la escudería Penske, busca unirse a un exclusivo club de tetracampeones formados por los estadounidenses A.J. Foyt, Al Unser y Rick Mears.

Separado sólo tres puntos del colombiano Montoya, líder de la clasificación general con 133 unidades, Castroneves espera dar el palo en la Indy 500 para encaminar el resto de la temporada a la conquista de su primer título de la Serie IndyCar.

Con más de 300 carreras en la IndyCar, y 17 años compitiendo en varias categorías del automovilismo estadounidense, el brasileño sabe como nadie lo difícil que es ganar en Indianápolis.

- Rivales peligrosos -

Castroneves, que el domingo cumple 40 años de edad, tendrá fuertes opositores en el propio Montoya, que saldrá desde la decimoquinta posición con el simple objetivo de mantener la mínima ventaja en la clasificación por puntos, en el neozelandés Scott Dixon y el australiano Will Powers.

Dixon ganó la pole con un promedio de 364,93 kmh, fue campeón de la Indy 500 en 2008 y ha sido campeón del circuito dos veces (2008 y 2013). "Hay un buen número de buenos coches y buenos pilotos que pueden ganar", advirtió Castroneves.

Salvo una sorpresa fuera de pronósticos, el piloto ganador saldrá de una de las llamadas "Tres Grandes" escuderías: Chip Ganassi, Penske y Andretti Autosport, que han conquistado ocho de las últimas 10 ediciones.

Estos tres equipos alinean a 14 de los 33 coches que estarán en la parrilla de salida. Power, campeón de IndyCar en 2014, su compañero de equipo, el francés Simon Pagenaud y el brasileño Tony Kanaan, monarca de 2013, también pueden incluir su nombre en la historia del evento, fundado en 1911.

Dos mujeres estarán en la arrancada de la prueba: la suiza Simona de Silvestro y la británica Pippa Mann, con pocas esperanzas de victoria este año, pero mucha fe en el próximo, cuando debute en el circuito un equipo completamente femenino, desde las pilotos hasta las mecánicas.

 

últimas noticias