No hay ningún problema entre Nico Rosberg y yo: Hamilton

El piloto británico mitigó la polémica producida el pasado domingo tras la carrera de Shangái, en la que su compañero lo criticó.

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) aseguró en la rueda de prensa oficial previa al Gran Premio de Baréin que no hay "ningún problema" entre él y su compañero alemán Nico Rosberg, que criticó su forma de conducir en la carrera anterior, el pasado domingo en China.

"Es algo que hablamos después de la carrera y no veo motivos para volver a ello. Obviamente, mis comentarios tras la carrera han sido malinterpretados. Ya pasamos página y nos hemos vuelto a unir como equipo para hacer un buen trabajo este fin de semana. No hay ningún problema entre Nico (Rosberg) y yo. Nos vimos esta mañana y todo está bien", aseguró el bicampeón del mundo.

El piloto británico zanjó así la polémica producida el pasado domingo tras la carrera de Shangái, en la que Rosberg terminó criticando que hubiera impuesto un ritmo bajo en carrera para conservar su motor que perjudicó al alemán, atacado por el piloto alemán de Ferrari Sebastian Vettel.

El actual líder del Mundial y vigente campeón del mundo de Fórmula Uno afirmó que tanto él como su compañero intentar obtener "los mejores resultados para el equipo sin importar quién sea primero o segundo".

"Intento hablar en el circuito y hacerlo lo mejor posible. No tengo mucho interés en lo que ocurre fuera del coche", agregó Hamilton.

En Baréin se van a encontrar de nuevo con una pista de alta temperatura -que irá cayendo conforme anochezca-, una condición que les afectó en la victoria hace dos carreras del Ferrari de Vettel en Malasia. Además, la degradación de los neumátivos es alta en Sakhir, algo que sí preocuap en Mercedes.

"Respecto a los neumáticos, como en Malasia, es un circuito que limita los neumáticos traseros, por lo que hay que asumir que Ferrari será muy fuerte de nuevo.

Pero creo que vamos a aprender de lo que ocurrió en Malasia y tendremos una manera distinta de afrontarlo. Esperemos que nos sirva para combatir esa debilidad o ese área en el que debemos mejorar", apuntó Hamilton.

El piloto británico se mostró "seguro" de que puedan rectificar esa situación que en Malasia les costó la victoria del Ferrari, aunque también reconoció que será "duro", ya que la escudería italiana ha sido "muy competitiva" en las últimas carreras.

Hamilton también fue preguntado por el incidente con una de las azafatas del podio del Gran Premio de China, a la que mojó con el champán que dan a los pilotos para festejar la victoria, acción que fue calificada como sexista por algunos medios de comunicación.

"Nunca quise ser irrespetuoso o avergonzar a nadie. No entiendo las razones por las cuales la gente saca estos temas, creo que este es un deporte que le gusta a mucha gente y la diversión que mostramos refleja lo grande que es. No sé qué más decir de esto. No me ha afectado y me alegra saber que ella no se sintió mal. Si hubiera sido de otra manera y hubiera dicho que le había afectado, me habría preocupado por el tema", apuntó Hamilton.