Sueño hecho realidad: Gabby Chaves

El bogotano se convirtió en el primer colombiano en coronarse en la categoría. Estará en la IndyCar en la temporada 2015.

Gabby Chaves celebra una de sus victorias en la temporada. / Prensa Gabby Chaves

Promediando la temporada de Indy Lights 2014 todo apuntaban a que Gabby Chaves lograría cómodamente salir campeón, pues su superioridad era evidente. Sin embargo con el paso de las carreras y el progreso de sus rivales, el británico Jack Harvey y el norteamericano Zach Veach, quienes corrieron con equipos de más tradición y títulos, además de más recursos que el de Chaves, se apretó la lucha. Al final Chaves y Harvey quedaron con 547 puntos, empataron en triunfos, pero Chaves logró cinco segundos lugares contra dos de su rival, rompiendo la igualdad a su favor para coronarse campeón.

Este título le permite a Chaves, de 21 años, dar el paso a IndyCar el próximo año, ya que como premio recibe una beca que al menos le da la base para completar las primeras carreras de la IndyCar 2015. El Espectador acompañó el título de Chaves en Sonoma Raceway en California y habló con él tras el más importante logro de su carrera.

¿Creyó que serían tan apretada la definición del título, después de dominar durante buena parte de la temporada de Indy Lights?
Es increíble. Empezamos el año, fuertes, siempre consistentes, siempre en primera fila, peleando las carreras, pero siempre nos faltaba algo en la clasificación, justo como este fin de semana en la final. Pero hicimos lo que teníamos que hacer, estratégicamente guardamos un juego de llantas nuevas para la carrera de este sábado y con eso tuvimos algo diferente que nos ayudó a conseguir la vuelta rápida en carrera y con ello ya no teníamos que ganar la final de este domingo, un segundo puesto nos daba el título.

Pero no fue solo estrategia, había que manejar esa vuelta rápida clave, lograrla…

Es cierto, pero el título no lo he logrado yo solo. En la segunda mitad de la temporada estuvimos casi con un solo carro en el equipo y estábamos en desventaja frente a Schmidt-Peterson y Andretti, los dos equipos con los que peleábamos el título. Ellos tenían cuatro y dos carros para llegar a la mejor puesta a punto, nosotros no. Sin embargo el esfuerzo que pone mi equipo, Belardi Racing, pienso que muestra que no hay otro grupo que trabaje con tanta pasión como ellos para salir campeones.

En la final hubo mucha tensión en el inicio, hubo advertencia de posible sanción para usted y Jack Harvey en la partida…

Si, el equipo Schmidt Peterson tenía una estrategia para intentar dañarme mi carrera en la arrancada, fue muy obvio que intentaron adelantarse a la largada Harvey, y el tercero, su compañero Luis Razia. En la segunda largada, después de que anularon la primera, yo dije ‘no me lo vuelven a hacer’ y ahí fui yo quien me adelanté. Anularon de nuevo la partida y ya para la tercera nos advirtieron que quien se adelantara de nuevo tendría una penalización. Ya en la largada definitiva Juan Piedrahita tuvo una muy buena partida, se puso tercero detrás de mí y eso me dio tranquilidad, me concentré en cuidar el carro, llantas, pues no era necesario ganarle a Harvey para ser campeones.

¿Cuál fue el momento más difícil de este fin de semana?

La clasificación. Teníamos un muy buen carro en prácticas, fuimos siempre los más rápidos por bastante diferencia, pero en la clasificación hicimos un cambio en el carro que no nos funcionó. Fue muy decepcionante pasar de ser los más rápidos a perder las dos pole position con Harvey, pero por fortuna en carrera hicimos lo necesario para salvar el título.

Este título le permite asegurar que debutará en IndyCar el próximo año pues como premio tiene garantizada su participación en las 500 Millas de Indianápolis. ¿Qué significa esto para su carrera?

Es un sueño hecho realidad, qué más puedo decir. La beca del Mazda Road to Indy es lo que hace esto posible. Y no solo serán las 500 Millas de Indianápolis, vamos a tratar de hacer todo el campeonato de IndyCar el próximo año, tenemos buenas posibilidades con equipos fuertes y vamos a hacer todo lo posible por poder hacerlo. Creo que tenemos con qué hacer las primeras tres, cuatro carreras con el impulso de la beca y además los equipos de IndyCar con los que estoy hablando están dispuestos a encargarse de buscar el presupuesto, más después de ver lo que otros jóvenes colombianos como Carlos Muñoz, Sebastián Saavedra y Carlos Huertas han hecho en IndyCar este año.

Por un momento estuvo en duda su participación este año en Indy Lights, pues de hecho nunca logró completar el presupuesto y su equipo se la jugó, financiando su temporada. ¿A quién más tiene que agradecer?

Aquí estoy básicamente gracias a mis padres y Brian Belardi, el dueño del equipo, sin el apoyo de ellos, presupuestalmente, no habría podido iniciar la temporada. Obviamente tengo el apoyo de mi país, Marca Colombia, Coldeportes, la Federación Colombiana de Automovilismo Deportivo, quienes también son parte de esto. Mi triunfo es para todo Colombia, es la primera vez que lo logramos en esta categoría y nos lo merecemos.