300 triples en una misma temporada: el nuevo récord de Stephen Curry

El base estadounidense registró la marca en la victoria de su equipo, los Golden State Warriors, por 119-113 sobre los Magic de Orlando.

Stephen Curry (d) lanza al aro en el partido de los Golden State Warriors sobre los Magic de Orlando. / AFP

La figura del base Stephen Curry volvió a brillar con una nueva marca individual y de equipo al ser el primer jugador que consigue llegar a los 300 triples y los Warriors de Golden State superaron la de los Bulls de Chicago de 1995-96 al lograr 45 triunfos consecutivos de locales.

Curry, que anotó 41 puntos, y los Warriors establecieron otro hito en la historia del baloncesto de la NBA al vencer por 119-113 a los Magic de Orlando.

En una temporada histórica y llena de marcas batidas por los Warriors y Curry, la nueva gran figura de la NBA estuvo dominante y líder del ataque de los actuales campeones de liga, que tras la derrota sorpresa que sufrieron la noche anterior ante Los Ángeles Lakers, volvieron al camino del triunfo.

Cierto que lo hicieron con más suspense y drama del esperado, especialmente después de haber llegado al cuarto periodo con una ventaja de 17 puntos (94-77) y a falta de menos de un minutos y medio estaban a sólo dos por encima (111-109).

Pero junto a Curry, el escolta Klay Thompson, que aportó 27 tantos, incluidos cinco triples, respondió con anotación desde fuera del perímetro y acabó con las esperanzas de la remontada por parte de los Magic.

Mientras que Curry, que el pasado 25 de febrero había conseguido 51 puntos ante los Magic, no tuvo la misma inspiración encestadora 10 de 15 triples), pero si anotó 7 de 13 desde fuera del perímetro y también logró un doble-doble al capturar 13 rebotes, tres asistencias y cuatro recuperaciones de balón.

Curry llegó a los 301 triples en lo que va de temporada cuando todavía faltan 20 partidos por disputarse, lo que le va a permitir ampliar su propia marca.

Lo mismo sucederá con las 45 victorias consecutivas que han logrado de locales en su campo del Oracle Arena de Oakland, incluidas 26-0 que llevan esta temporada, y que los deja en solitario al superar las 44 de los Bulls de Michael Jordan.

Los Warriors, que concluyeron la pasada temporada con 18 triunfos consecutivos en su campo, no han perdido en el Oracle Arena desde el 27 de enero del 2015 y lo hicieron precisamente ante los Bulls en tiempo de prórroga.

El pívot Draymond Green, que aportó un punto, 10 asistencias, nueve rebotes, dos recuperaciones de balón, perdió siete, y puso tres tapones, dijo al concluir el partido que haber batido la marca de los Bulls con 45 triunfos consecutivos de locales era algo increíble.

"Sin su apoyo esta marca no hubiese sido posible conseguirla, porque es algo grandioso", subrayó Green al dirigirse a los aficionados tras concluir el partido.

Los Warriors también lograron su mejor racha de seis victorias consecutivas en su historia ante los Magic.

Junto a Curry y Thompson, el alero reserva Brandon Rush llegó a los 11 tantos y fue el tercer jugador de los Warriors que tuvieron números de dos dígitos.

A pesar de haber cometido 24 perdidas de balón, la peor marca de la temporada, los Warriors supieron de nuevo reaccionar en los momentos decisivos de la recta final del partido.

Ahora el objetivo de los Warriors (56-6) es luchar por batir otra marca de los Bulls de la temporada de 1995-96 cuando consiguieron llegar a los 72 triunfos.

Mientras el escolta brasileño Leandro Barbosa jugó 15 minutos con los Warriors y aportó nueve puntos tras anotar 4 de 6 tiros de campo, incluidos un triple de dos intentos, capturó dos rebotes defensivos y dio una asistencia.

Su compatriota Anderson Varejao jugó sólo cuatro minutos y también capturó dos rebotes defensivos, pero sin fue anotación al no hacer ningún tiro a canasta.

El ala-pívot Aaron Gordon logró un doble-doble de 20 puntos y 16 rebotes que lo dejaron al frente de los Magic, mientras que el escolta-alero francés Evan Fournier también tuvo la misma anotación.

El escolta Victor Oladipo consiguió 19 tantos y fue el que abrió la racha de 7-0 en la recta final que puso a los Magic en la lucha por el triunfo.