Los Spurs arrancan con pie derecho los ‘playoffs'

No hubo sorpresa en la fórmula que apartaron los Spurs de San Antonio para conseguir la primera victoria en la eliminatoria de la fase final del campeonato de la NBA contra los Suns de Phoenix y de nuevo tuvieron como figuras al alero Tim Duncan y al escolta argentino Manu Ginóbili.

Duncan, que salvó a los Spurs con un triple milagroso, y Ginóbili, que logró una canasta de oro, permitieron a los Spurs ganar tras doble prórroga por 117-115 a los Suns de Phoenix y ponerse 1-0 en la serie al mejor de siete.

La estrella de los Spurs, nombrado dos veces el Jugador Más Valioso (MVP) de la liga, anotó su triple a 3 segundos del final de la prórroga para ser el primero que conseguía en toda la temporada después de haber fallado los cuatro intentos anteriores.

El segundo partido se disputará el próximo martes en el mismo escenario del AT&T Center de San Antonio.

Los Suns, que siempre tuvieron el control del partido y del marcador con 16, nueve y cinco puntos de ventaja en el primer, cuarto periodo y primera prórroga, respectivamente, al final vieron cómo las genialidades de Michael Finley, Duncan y Ginóbili les robaron el triunfo.

Finley fue quien anotó el triple que forzó la primera prórroga en el tiempo reglamentario (93-93), Duncan anotó también uno de los pocos tiros que hace desde fuera del perímetro para ir al segundo tiempo extra (104-104) y Ginóbili sentenció con una canasta, producto de la casa, para decidir el triunfo en la segunda prórroga.

De ahí que cuando el partido concluyó ante el delirio de los aficionados tejanos y seguidores de los Spurs, los jugadores en el campo se abrazaron como si hubiesen revalidado el título de campeones.

No lo hicieron, pero la victoria sí puede tener un efecto que les abra el camino para conseguir ese objetivo, si superan la prueba de fuego de los Suns, también aspirantes al título.

Como sucedió el año pasado, el duelo entre los Spurs y los Suns se considera una final anticipada en la Conferencia Oeste y lo que ambos equipos ofrecieron en el campo confirmó tales pronósticos.

De nuevo, Duncan, que no ha tenido su mejor temporada, encontró su máxima inspiración para recordar que es el líder indiscutible del equipo y, con 40 puntos y 15 rebotes, lideró a los Spurs en todos los apartados del juego.

En defensa, Duncan también encontró la manera de ganar el duelo al alero Amare Stoudemire y al pívot Shaquille O'Neal, mientras que el base canadiense Steve Nash fue el mayor peligro que tuvieron los Spurs.

Ginóbili, que jugó 45 minutos, lo apoyó con 24 puntos (10 de 24 tiros de campo, falló los seis triples que intento, y logró 4 de 5 desde la línea de personal), repartió cinco asistencias, capturó cuatro rebotes y recuperó tres balones.

Su compatriota, el pívot Fabricio Oberto, salió de titular para jugar 24 minutos con una aportación de cuatro puntos (2 de 3 tiros de campo) y cinco rebotes.

El base francés Tony Parker conformó el trío ganador de los Spurs al ser el segundo máximo encestador con 26 puntos, mientras que Finley llegó a los 13 puntos para completar la lista de cuatro jugadores de los Spurs que anotaron en doble dígitos.

Ambos equipos terminaron sin apenas diferencias en los distintos apartados del juego.

Stoudemire, con 33 puntos, lideró la lista de seis jugadores de los Suns que tuvieron doble figura, pero una vez más falló en las acciones decisivas que pudieron haberle dado a su equipo una victoria cómoda ante los Spurs.

Nash, que aportó 25 puntos, repartió 13 asistencias y capturó cuatro rebotes, también hizo todo lo necesario para que el equipo de Phoenix hubiese conseguido algo más positivo, pero le faltó ayuda de algunos compañeros.

Como por ejemplo, el gran fichaje, el pívot O'Neal, que no fue clave al quedarse con sólo 11 puntos, cinco rebotes y cuatro tapones en 30 minutos que estuvo en el campo.

El escolta brasileño Leandro Barbosa jugó 41 puntos con los Suns y aportó 12 puntos después de anotar 4 de 9 tiros de campo; falló los tres intentos de triples, estuvo perfecto de 4-4 desde la línea de personal, capturó ocho rebotes, repartió dos asistencias y recuperó un balón.