"Baloncesto colombiano, uno de los más exigentes del mundo": José Tapias

Este martes en la noche (8:00) los Piratas de Bogotá reciben a las Águilas de Tunja, en el coliseo El Salitre. Bambuqueros lidera la segunda fase.

Piratas y Búkaros, dos de los más parejos del torneo. / Gustavo Torrijos
Piratas y Búkaros, dos de los más parejos del torneo. / Gustavo Torrijos

La Liga Directv de Baloncesto Profesional tiene un formato supremamente duro. Cuatro partidos semanales hacen que el tema de la preparación y las lesiones jueguen un papel preponderante. Pensemos que los equipos que lleguen a la final pueden perfectamente disputar 60 compromisos en cuatro meses.

Si la comparamos con los 84 juegos de la NBA en ocho meses, nuestra liga es una de las más exigentes del mundo. Hoy por hoy los equipos aquejados por las lesiones son los más afectados al no existir una buena cantidad de basquetbolistas nacionales para hacer recambio. Los refuerzos extranjeros se pueden reemplazar en cualquier momento.

Todos hemos sufrido bajas de consideración por el tema físico, pero creo que Búkaros ha sido el más afectado y podemos atribuir su inconsistencia reciente al tema de las lesiones.

La nuestra es, en general, una liga perimetral. La mayoría de los equipos contrata a los refuerzos por su poder anotador desde afuera, con excepción de Academia, que tiene dos jugadores internos y un perimetral.

Águilas de Tunja ya acusa el rigor de la campaña. Con las lesiones de sus jugadores referentes, Brandon Rayson y Gianluca Bacci, perdió de un tajo 30 puntos por partido. Tal vez por el esfuerzo realizado para clasificar en la primera fase, su presentación en la segunda ha sido irregular. A eso podríamos agregar la salida de su entrenador, el norteamericano Patrick Pellegrin.

Academia de Medellín le ha apostado al talento criollo. Tiene en César Chávez Jacobo un excelente aporte. El dominicano es la bujía del equipo, bien acompañado por Norbey Aragón, Camilo Londoño y los norteamericanos Desmond Blue y Brandon Crawford. Les llega el nacional Adison Mosquera.

Once Caldas ha superado con creces las lesiones de sus jugadores nacionales (Cassiani e Hinestroza) con muy buenos extranjeros: Justin Garris, Antoine Jordan y Romi Sanders. Es el equipo con más cambios de extranjeros. Una sólida dirección y un excelente desempeño de los nacionales (César Cortés y César Ordóñez) y del colombo-venezolano Pedro Cubillán. Es candidato a clasificar a la semifinal.

Búkaros, un quinteto sólido en la primera fase, ahora acusa los efectos de lesiones de jugadores claves. Actual campeón, con sólido staff y un zorro dirigente en Carlos Parra, tiene un perímetro de miedo con Gilbert Lawrence, Philip Brooks y Jason Edwin, bien secundado por los nacionales John Hernández y Sergio Trocha.

Bambuqueros es por ahora la grata sorpresa del torneo. Neiva se vino ya no con la organización de eventos de talla internacional de baloncesto sino con un tremendo equipo en la Liga Profesional. Se armaron con la mejor nómina de nacionales: Stalin Ortiz, Enielsen Guevara, Divier Pérez, Jairo Mendoza y otros que, sumados a Darrin Dorsey, Jon Dunn y la adición de Reque Newsome, han demostrado que son los grandes favoritos para seguir a semifinales y ganar el título. Los números lo demuestran.

Y Piratas ha hecho una campaña viniendo de menos a más. Tres norteamericanos sólidos: Tayron Thomas, Jeff Fahnbulleh y Leonard Mendez. Los complementa el colombo-venezolano Édgar Arteaga, quien ha jugado una tremenda temporada. Y tiene al mejor jugador nacional, Édgar Moreno. Con un banco corto pero rendidor, conformado por Rafael Gómez, Gabriel Fuentes, Daniel Restrepo, Diego Quiroz y Neicer Lozano.

Ha sido una excelente experiencia esta Liga Profesional. Un esfuerzo que ratifica que esa es la mejor manera de desarrollar y promocionar nuestro básquet en todas sus categorías. Los grandes resultados los veremos en unos años; estamos sembrando para el futuro.

 

* Técnico de Piratas