Equipos de baloncesto de EE.UU. se alojarán en un lujoso crucero en Río

Las grandes figuras del mejor básquetbol del mundo no estarán en la Villa Olímpica, sino que tendrán una serie de lujo en un espectacular transatlántico.

l navío estadounidense Silver Clod, con capacidad para hospedar hasta 400 personas en sus 196 cabinas. Foto: AFP

Las estrellas de la Liga de Baloncesto de Estados Unidos (NBA) que disputarán los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro no se hospedarán en la Villa Olímpica, como todos los competidores, sino en un lujoso transatlántico que ancló el domingo en el puerto de esta ciudad brasileña. El navío estadounidense Silver Clod, con capacidad para hospedar hasta 400 personas en sus 196 cabinas, ya está a disposición de los jugadores de las selecciones masculina y femenina de baloncesto de Estados Unidos, informó la dirección general del Muelle Mauá, la terminal para desembarques turísticos en el puerto de Río de Janeiro.

La delegación estadounidense reservó con exclusividad todas las cabinas del transatlántico durante los Juegos Olímpicos, por lo que el navío, con todas sus atracciones, será prácticamente una embajada flotante de Estados Unidos frente a Río de Janeiro. La directora general del Muelle Mauá, Denise Lima, destacó que las estrellas de la NBA tendrán a la vista todas las estructuras y espacios con las que Río de Janeiro revitalizó su zona portuaria, como el moderno Museo del Mañana, una obra del español Santiago Calatrava, el Museo del Mar, y el Boulevard Olímpico.

El revitalizado puerto de Río de Janeiro es considerado como uno de los principales legados olímpicos y atraerá a miles de turistas debido a que albergará pantallas gigantes para que los espectadores puedan ver las competiciones olímpicas, escenarios para presentaciones artísticas y hasta el pebetero de los Juegos de 2016.

Pero difícilmente alguna de las personas que visitará el puerto podrá acercarse al navío que alojará a los jugadores de la NBA por el estricto dispositivo de seguridad que fue montado a su alrededor. Una valla construida con un material antibalas distanciará al público en general de los jugadores estadounidenses, que serán vigilados por cerca de 250 agentes de la Policía Federal. "La Policía Federal también contará con dos lanchas en el mar que usará para aislar la navegación cerca a la embarcación", explicó el gerente de operaciones del Muelle Mauá, Alexandre Gomes.

Originalmente, para los Juegos Olímpicos se esperaba tener varios cruceros como hospedaje de turistas, pero lo cierto es que la capacidad hotelera de Río creció muchísimo en los últimos años: se pasó de 28.000 en 2010 a 58.000 en la actualidad, según datos de la Asociación Brasileña de la Industria de Hoteles en Río (ABIH-RJ). "Y hoy ya tenemos una tasa de 92,5% de ocupación", resaltó Alfredo Lopes, presidente de la ABIH-RJ.

La utilización del Silver Cloud como alojamiento de los jugadores de básquet estadounidenses requirió aumentar considerablemente el operativo de seguridad en la terminal de cruceros, que funciona en los Almacenes 4 y 5 de Porto Maravilha. El barco está protegido por una pantalla transparente de policarbonato antibalas que protege a los atletas desde disparos hasta una invasión de fans. El área cuenta además con 250 agentes de seguridad en la propia terminal y otros tantos policías, guardias portuarios y efectivos privados en las inmediaciones, que se ha vuelto en uno de los puntos más movidos de Río con la modernización de la Praça Mauá, la Orla Conde y la creación del Boulevard Olímpico.

Temas relacionados