Falleció un grande del baloncesto colombiano, Álvaro Teherán

Noticias destacadas de Otros Deportes

El deportista oriundo de María La Baja, Bolívar, murió hace pocas horas luego de luchar varios meses contra una insuficiencia renal.

El baloncesto se le presentó de la noche a la mañana. Empezó a jugar para la Liga de Bolívar y rápidamente fue reconocido. Carol Rumié, importante periodista deportivo del país, 9 años mayor que él, tuvo la oportunidad de jugar contra Teherán y conocerlo personalmente. Tuvieron una buena amistad: “Un día nos invitaron a jugar contra la Liga Juvenil de Bolívar, allí estaba Álvaro, durante el juego me bloqueó los tiros una vez, dos veces, a la quinta oportunidad el entrenador me sacó y me preguntó que cuántas veces más me iba a tapar Álvaro, en ese momento me di cuenta de lo importante que él sería para el baloncesto”, afirma Carol, y agrega: “Me gusta molestarlo porque él es mamador de gallo, yo digo que jugamos juntos y eso a él le molesta y me responde que no, que yo soy más viejo que él”.

Pronto se unió a otros colombianos que jugaban en universidades de Estados Unidos, la Universidad Baptista de Houston lo acogió por dos años, de ahí pasó a la Universidad de Houston, mucho más grande e importante en el baloncesto de ese país. Álvaro no solo sobresalía por su altura, el nivel de su juego lo acompañó hasta su retiro de las canchas a los 47 años. Sus compañeros de equipo, contrincantes y entrenadores siempre vieron en él un jugador muy fino, de gran presencia en la zona, gran rebotero y taponador, aplicado, competitivo, con gran movimiento de pies en el poste bajo, además, por si fuera poco, con gran sensibilidad en el tiro, algo no muy común en los jugadores de más de 2,10 metros, era capaz de lanzar de media distancia y triples. “A los 19 años yo me metí en la cabeza que sólo por ser alto las cosas no se me iban a dar, sabía que por ser alto los jugadores no iban a salir a marcarme, así que desarrollé el juego exterior, desarrollé mentalidad de jugador europeo, eso lo entendieron mis entrenadores y me diseñaban jugadas para que recibiera y pudiera lanzar de afuera”, afirmó Álvaro hace tres años en una entrevista que le realizó Juan Camilo Montejo para este diario.

Teherán, que murió a los 54 años, hizo parte del quinteto de Filadelfia de la NBA. Durante la década de 1990 insistió varias veces para llegar al torneo de baloncesto más importante del mundo, y aunque estuvo muy cerca, no logró su objetivo. Hasta el momento es el deportista colombiano  que más lejos ha llegado en este deporte. 

Además de haber pasado por Piratas y Sabios, equipos de la liga nacional de baloncesto, Álvaro Teherán llegó a participar en torneos en España y Eslovenia. 
 

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.