Guillermo Moreno Rumié, símbolo del baloncesto colombiano

El técnico vallecaucano dirigirá a las Águilas de Tunja en la tercera versión de la Liga DirecTV, que comienza el próximo 10 de marzo.

El 15 de diciembre de 1951, Cali vio nacer a Guillermo Moreno Rumié, quien se convertiría en una de las grandes figuras del baloncesto colombiano. El nuevo técnico de Águilas de Tunja, que desde el 10 de marzo disputarán la Liga DirecTv, es el más ganador de la historia, pues ha conseguido cinco ligas profesionales, dos campeonatos suramericanos femeninos y 38 títulos nacionales en diferentes categorías. Desde que tenía siete años de edad ha sido fanático del deporte de la pelota naranja, al que jugó antes de consagrase en los banquillos.

Entre 1972 y 1977 Moreno estudió educación física, recreación y deporte en la Morgan State University, en Estados Unidos, a donde llegó gracias a una beca deportiva. Regresó y se encargó de los equipos del Valle del Cauca, mientras hacía una especialización en la Escuela Nacional del Deporte. Y entre 1984 y 2007 fue el entrenador principal de las selecciones de Colombia en las diferentes categorías, tanto en damas como en varones.

Profesionalmente ha dirigido a Piratas de Bogotá, Leones de Nariño, Paisas de Antioquia, Sabios de Caldas, Indervalle de Cali y Cañoneros de Cúcuta. Toda una vida en el baloncesto lo avala para hablar de la Liga DirecTV y del momento del deporte de la cesta en nuestro país.

¿Qué beneficios ha traído la Liga DirecTV al baloncesto colombiano?

La Liga ha beneficiado a los equipos, sus cuerpos técnicos, el público y sobre todo a los jugadores, porque se motiva al deportista joven. El baloncesto ha llegado y se ha convertido en una verdadera opción de vida para los deportistas y entrenadores.

A partir de su experiencia, ¿Cuáles han sido los cambios que ha notado en el baloncesto?

Este es un deporte que ha avanzado. Anteriormente, los torneos nacionales eran muy cortos, sólo duraban ocho días. Ahora son más largos y con mayor disposición de todos los involucrados. La organización es mucho mejor, hay más exigencia, equipos más preparados y con mejor participación.

En los entrenamientos, ¿Cómo motiva a sus jugadores?

Los invito a vivir el baloncesto en diferentes facetas y a tratar de llevar diferentes situaciones, como las viví yo. Si ganamos un partido, disfrutar la felicidad de la victoria y sobre todo inculcar la creencia en Dios a mis jugadores. Creer en Él y su voluntad es mi mayor motivación.

¿Cuál es el reto que ahora se plantea como técnico de Águilas de Tunja?

Quiero realizar el mejor trabajo posible, deseo plantear un proyecto de consolidación del equipo en la ciudad y llegar lo más alto posible en la Liga.

Temas relacionados