Histórico: un colombiano será presidente de un equipo de la NBA

Se trata del bogotano Gersson Rosas, quien asumirá la dirección de los Wolves. Es el primer latinoamericano en dirigir las operaciones de una franquicia de la liga de baloncesto más importante del planeta.

NBA

La sangre colombiana llega a la liga de baloncesto más importante del mundo. Los Minnesota Timberwolves contrataron al bogotano Gersson Rosas como su nuevo presidente, quien se convierte en el primer latinoamericano en dirigir las operaciones de una franquicia de básquetbol en la NBA.

Según varios reportes de prensa, entre ellos de la ESPN, Rosas abandonará los Houston Rockets, donde ejercía como vicepresidente tras una trayectoria de 18 temporadas en la franquicia texana, para unirse a los Wolves, que prescindieron a mitad de campaña de Tom Thibodeau tras los malos resultados obtenidos.

Thibodeau compartía las labores como ejecutivo y como entrenador del equipo.

Rosas ya fue manager general de los Dallas Mavericks en 2013, pero su periplo duró apenas tres meses tras desavenencias con el propietario Mark Cuban.

Además, fue ojeador para el equipo internacional de Estados Unidos que logró la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Rio-2016.

Lea: Una foto en Facebook llevó a Braian Angola hasta la NBA

"Gersson ha sido una persona increíble con la que trabajar. Ha estado claramente sobrecualificado para su trabajo desde hace un tiempo. Se lo merece aunque me hubiera gustado que se hubiera ido a un equipo del Este. Vamos a tener a un rival extremadamente competitivo ahora", señaló a ESPN Daryl Morey, presidente de los Rockets y jefe de Rosas hasta el final de la campaña.

Rosas nació en Bogotá y se mudó de pequeño a Houston junto a sus padres. Su pasión por el básquetbol nació entonces.

"Conocí en la secundaria a quien hoy es mi esposa y ella me preguntaba: '¿Qué quieres ser cuando crezcas?' Y ya sabía que quería formar parte de la NBA y ser gerente general", reconoció en una entrevista publicada en marzo en The Undefeated.

Así, tras una carrera en el baloncesto colegial, se unió al equipo de los Rockets en la G-League antes de convertirse en vicepresidente de la franquicia que lucha ahora con los Golden State Warriors por la hegemonía del Oeste gracias a talentos como James Harden y Chris Paul.

"Quiero ver a los latinos en cada parte de la NBA: del lado de las oficinas, del entrenador, del juego y el corporativo. Y saber que puedo motivar a alguien o darle a alguien la esperanza de que pueda hacerlo es muy especial para mí", señaló Rosasen marzo.

"Su impacto ha sido realmente inmenso. Tuve la oportunidad de comprtir con él el evento de Baloncesto Sin Fronteras (en República Dominicana). Es uno de esos hombres que siempre incentiva a la NBA a involucrarse más en América Latina", valoró por su parte el quisqueyano Al Horford, pieza clave de los Boston Celtics.

Temas relacionados