Jason Collins, el primer jugador de la NBA en declararse gay

A sus 34 años de edad, 12 de ellos como jugador profesional, el pívot reconoció su homosexualidad en entrevista con Sports Ilustrated.

Jason Collins ha pasado 12 de sus 34 años de edad jugando en la NBA. Ha pasado por seis equipos: los Nets de Nueva Jersey –hoy Nets de Brooklyn–, los Grizzlies de Memphis, los Timberwolves de Minnesota, los Hawks de Atlanta, los Celtics de Boston y los Wizards de Washington. Acumula un promedio, nada sorprendente, de 3,6 puntos, 3,8 rebotes y 0,9 asistencias por partido. Nunca ha ganado un campeonato. Con los Nets de Nueva Jersey estuvo en las finales de 2002 y 2003, pero su equipo fue derrotado por los Spurs de San Antonio y los Lakers de Los Ángeles, respectivamente. Y a finales del año es probable que se quede sin empleo. Hoy es noticia por algo muy diferente a su carrera: se convirtió en el primer jugador de una liga profesional en declararse homosexual.

Lo hizo en una entrevista con la revista Sports Ilustrated. En ella asegura: "Soy un pívot de la NBA de 34 años. Soy negro. Y soy gay". Y agrega: "No me propuse ser el primer atleta abiertamente gay que compite en un gran deporte de equipo estadounidense. Pero como lo soy, estoy contento de comenzar la conversación. Desearía no ser ese niño de la clase que levanta la mano y dice: 'Soy diferente'. Si fuera por mí, preferiría que otros hubieran dado antes este paso. Nadie lo ha hecho, y por eso levanto la mano". Su 'confesión' fue reconocida por, entre otros, el expresidente de los Estados Unidos, Bill Clinton.

"El anuncio de Jason es un hito importante para el deporte profesional y para la historia de la comunidad LGBT", dijo Clinton, cuya hija, Chelsea, fue amiga de Collins durante sus años en la Universidad de Stanford. Por su parte, un portavoz de la Casa Blanca dijo al respecto que elogiaba "su coraje. Le apoyamos en este cometido y esperamos que sus fans y su equipo también lo hagan de aquí en adelante". El Comisionado de la NBA, David Stern, dijo que "Jason ha sido un jugador y compañero muy respetado durante toda su carrera y estamos orgullosos de que haya asumido el liderazgo en este asunto tan importante".

El varias veces campeón y seguro miembro del Hall de la Fama en un futuro no muy lejano, Kobe Bryant, resaltó las declaraciones de Collins y dijo que el pívot de 34 años lo enorgullecía. Lo mismo hizo el reconocido basquetbolista, Baron Davis. Por ahora, Collins se encuentra descansando ya que su equipo, los Wizards de Washington, no clasificó a la postemporada. A mediados de este año se convertirá en agente libre y tendrá que estudiar ofertas. A sus 34 años y con un promedio de 1,1 puntos, 1,6 rebotes y 0,2 asistencias este año, es probable que no tenga mucho pedido. Lo que sí está claro es que su nombre dará de qué hablar durante meses y no necesariamente por su carrera deportiva. Mientras alrededor del mundo se discuta sobre el matrimonio igualitario y la posibilidad de las parejas homosexuales de adoptar hijos, el nombre de Collins, seguramente, hará parte del debate.

Temas relacionados