Jason Collins, primer basquetbolista declarado gay en jugar en la NBA

El basquetbolista, de 35 años, reveló su homosexualidad en abril del año pasado, fecha en la que jugó su último partido de la NBA con los Washington Wizards.

EFE

El canastero Jason Collins se convirtió este domingo en el primer jugador declarado gay en pisar un tabloncillo en un partido oficial de la NBA, 10 meses después de declarar abiertamente su homosexualidad.

Horas después de haber firmado un contrato de 10 días con los Brooklyn Nets, Collins entró como sustituto a principios del segundo cuarto del partido contra Los Angeles Lakers.

Esta fue la primera presentación del veterano de 35 años en la NBA, desde que reveló en abril que era gay.

El gerente general de los Nets, Billy King, había dicho que la medida de firmar a Collins fue "una decisión de baloncesto".

"Necesitábamos aumentar nuestra profundidad en el interior, y con su experiencia y tamaño, nos pareció que era la mejor opción para un contrato de 10 días", había agregado King.

Collins se convirtió así en el primer hombre abiertamente gay en jugar en una de las cuatro principales ligas de deportes profesionales norteamericanos.

El basquetbolista, de 35 años, reveló su homosexualidad en abril del año pasado, fecha en la que jugó su último partido de la NBA con los Washington Wizards.

Tras su declaración, Collins recibió el respaldo del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, así como del expresidente Bill Clinton y de numerosos colegas de la NBA.

El volante Robbie Rogers, de Los Angeles Galaxy en el fútbol de la MLS, se convirtió en el primer atleta masculino abiertamente gay para jugar en una liga profesional estadounidense cuando él salió a la cancha durante un partido de la Major League Soccer en mayo pasado, tres meses después de revelar que era homosexual.

Además, el defensivo Michael Sam, de la Universidad de Missouri en el football americano, es probable que sea seleccionado en el "draft" (selección de talentos) de la NFL a finales de este año.

Sam anunció este mes que es gay, pero su primera oportunidad de jugar en la NFL podría ser en un partido de exhibición en agosto próximo.

Collins jugó para los Nets en sus primeras seis temporadas en la NBA, ayudando a llevar al equipo a la final de la NBA 2002-2003, cuando el conjunto era de Nueva Jersey.

Collins se unió así con el ex compañero de equipo en los Nets, el ex armador Jason Kidd, ahora el entrenador principal del equipo de Brooklyn.

Los Nets, en medio de una gira de siete partidos, se aferran al puesto número ocho de la Conferencia Este, lo que sería el último boleto para los playoffs en el circuito, y se encuentran cuatro juegos detrás de los Toronto Raptors en el liderazgo de la División del Atlántico.

Temas relacionados