Debutó en la Liga de las Américas

La eclosión de Titanes de Barranquilla

El quinteto de la capital del Atlántico, campeón de la Liga Colombiana de Baloncesto, este sábado continúa su camino por el torneo que se disputa en São Paulo (Brasil). Enfrenta a Atenas de Argentina.

 Titantes de Barranquilla afronta la Liga de las Américas, su primer torneo internacional. / Cortesía
Titantes de Barranquilla hará su debut en la Liga de las Américas. Cortesía

“Tenemos todo para dar espectáculo”, dijo el alcalde Alejandro Char en la presentación del nuevo equipo de baloncesto de Barranquilla, Titanes. La decisión de disputar el campeonato nacional se tomó tarde debido a que el equipo no tenía la ficha en la División Profesional de Baloncesto. Así que tuvieron que alquilar una. El tiempo era el principal obstáculo, pero Alberto Caparroso, Fabio Pérez y Estefano González, empresarios con la idea de crear la nueva institución, con el apoyo del alcalde de la capital del Atlántico, remaron contra viento y marea. En apenas 15 días crearon la escuadra.

Esa decisión también puso a correr al entrenador Tomás Díaz, quien fue el elegido para tomar las riendas del equipo. Al cartagenero le tocó conformar la nómina en una semana. En ese momento, escogió a los jugadores que no tenían compromisos con otros clubes. Desde el comienzo superó las expectativas y terminó dominando la Liga local. Con ese grupo de basquetbolistas logró coronarse campeón, venciendo en la final a Warriors de San Andrés. Un retorno triunfal para el quinteto barranquillero, que por casi dos décadas estuvo alejado del baloncesto.

“Se conformó un buen equipo y con el trabajo del entrenador salimos campeones, y ya este año, para la participación de la Liga de las Américas, se escogieron los jugadores que el profesor Díaz quería”, resaltó el gerente deportivo del equipo, el exfutbolista Gabriel Berdugo, quien tiene el récord de más partidos como jugador en la primera división colombiana, 803. El exdefensa central está disfrutando de su primera experiencia en este cargo en un deporte que es totalmente nuevo para él. “Primera vez que trabajo en baloncesto, anteriormente era gerente deportivo del club Lagos de Caujaral, tenía contacto con otros deportes como el béisbol, sóftbol, golf, deportes náuticos, equitación y tenis”.

Para esta Liga de las Américas llegaron seis jugadores para reforzar la nómina de Titanes: los colombianos Hánner Mosquera, Michael Hinestroza y Simón Granados, y los extranjeros Austin Freeman y Élder Jiménez. Mientras que de la nómina campeona se mantienen siete: Jesús Medina, Eduardo Torres, Héctor Díaz, Luis Blandón, Xavier Róbinson, Soren de Luque y Michael Sneed. Todos se reunieron desde el 6 de enero en Barranquilla para hacer los exámenes médicos pertinentes y posteriormente los trabajos de pretemporada. “Se hicieron prácticas a doble jornada: trabajos tácticos y físicos. Eso hasta el 15 de enero, día en el que viajamos a São Paulo”, señaló Berdugo.

En esas jornadas de preparación se jugaron tres partidos amistosos. En el primero Titanes enfrentó a la selección del Atlántico, después jugó frente a la selección de Bolívar y, por último, contra unos jugadores que estaban participando en un torneo en Valledupar, en el que habían varios venezolanos. “Ganamos los tres partidos, pero más allá del resultado el objetivo de estos compromisos era que los jugadores se conocieran, que cogieran confianza y que se entendieran dentro de la cancha, porque se creó una nómina nueva”, precisó el gerente deportivo.

Los basquetbolistas se entendieron de buena manera y todos creen que tienen la posibilidad de superar la fase de grupos. “Las expectativas son altas. Tenemos un buen nivel de juego y aunque los contrincantes son buenos, sabemos que debemos dejar todo en la cancha para lograr nuestros objetivos. Creemos en lo que tenemos y sabemos que contamos con la capacidad para salir adelante”, afirmó el alero Hánner Mosquera, un hombre con experiencia en la Liga de Polonia y en la Liga universitaria de Estados Unidos.

Con lo que se ha trabajado en las últimas semanas, el entrenador Tomás Díaz aseguró que sus dirigidos están en una buena condición física para soportar el trajín de afrontar este torneo, que este fin de semana define los clasificados por el Grupo A: el viernes en la noche Titanes debutó contra el local Paulistano, este sábado enfrentará a Atenas de Argentina (3:10 p.m.) y el domingo definirá su continuidad frente a Malvin de Uruguay. “Tenemos una rotación muy profunda que nos da una buena posibilidad para competir”, aseguró el estratega. “Hay opciones para clasificar. Una de ella es ganar un partido y apostar a que los números nos favorezcan o la otra es ganar dos juegos o todos los juegos. Pero la idea es jugar y tratar de ejecutar todo lo que tenemos planeado”, añadió.

La confianza del equipo está en lo más alto, y en un torneo tan corto, en el que cualquier pestañeo puede ser determinante, mantienen la concentración. Juegan con alma y corazón por Barranquilla, por Colombia. “Somos una familia y aunque existan equipos que cuentan con jugadores de experiencia, nosotros lo que tenemos que hacer es salir a la cancha y jugar el cinco contra cinco, que al final es lo que define” destacó Soren de Luque, uno de los jugadores que ganaron el título que se mantienen en el equipo atlanticense.

Es la primera experiencia internacional de Titanes, un equipo que nació a los empujones, dominó la Liga nacional y ahora quiere abrir los ojos de toda Suramérica. No será una tarea fácil, pero para cumplirla tienen jugadores de experiencia y un entrenador que brinda la confianza para hacer posible cualquier objetivo trazado. Es la hora de Titanes, un quinteto que parece haber sido concebido para conquistar torneos que antes parecían imposibles.