LeBron llevó a los Cavaliers a la final de la NBA

James, el mejor basquetbolista del mundo, fue el artífice de la barrida 4-0 sobre los Hawks de Atlanta.

LeBron James demostró una vez más que es el mejor jugador del mundo y llevó a los Cavaliers a la final de la NBA. / AFP

Los Cavaliers de Cleveland vencieron cuatro veces seguidas a los Hawks de Atlanta y barrieron así la serie por el título de la Conferencia Este de la NBA, la liga de baloncesto de los Estados Unidos, para avanzar a la gran final, muy probablemente frente a los Warriors de Golden State, que anoche definían la llave ante los Rockets de Houston.

Una vez más LeBron James se echó el equipo a la espalda y fue el eje ofensivo del quinteto que había jugado su única final de la NBA en 2007.

Para el “Rey LeBron”, como le dicen, será su quinta gran final consecutiva, contando cuatro con los Miami Heat antes de regresar a Cleveland.

“Estamos cerca. Logramos todo mucho antes de lo planeado, pero todavía queda lo más duro. estoy orgulloso de este grupo de jugadores, de los dirigentes que confiaron en nosotros y de la gran afición. Vamos a darlo todo por ganar y ser los nuevos patrones de la NBA”, dijo James luego de la cuarta victoria en serie sobre Atlanta, en la que una vez más él fue determinante.

Su compañero, el armador Kyrie Irving, regresó después de perderse dos partidos por lesión y también fue importante.

El astro LeBron volvió este año a los Cavaliers, después de cuatro temporadas con los Miami Heat para tratar de poner fin a una sequía que dura en Cleveland desde 1964.

Los de Atlanta llegaron a la final de la Conferencia por primera vez desde 1970, pero no fueron rivales para los Cavaliers y nunca tuvieron respuestas para LeBron, quien estuvo en cada partido de esta serie cerca de lograr un 'triple-doble'. Otros que aportaron al triunfo de los Cavaliers fueron J.R. Smith y Tristan Thompson.

Los Hawks tuvieron una temporada regular fabulosa, pues su joven plantel en enero se convirtió en la primera franquicia en lograr un balance invicto de 17-0 en un mes.

En los Playoffs tuvieron otra excelente actuación al golpear fuerte a los Brooklyn Nets y a los Washington Wizards, para llegar por primera vez a una final de Conferencia desde 1994.

Una lesión del alero suizo Thabo Sefolosha, en abril, y otra de Kyle Korver, que se despidió del curso en el segundo partido de la serie por culpa de un tobillo lastimado, dieron al traste con las aspiraciones del equipo, aunque finalmente el daño mayor fue infligido por LeBron.

“El Rey” lleva así a los Cavaliers a su primera aparición en la gran final de la NBA desde el 2007, cuando fueron vapuleados por los San Antonio Spurs.

LeBron se marchó en 2010 para unirse a los Heat, un movimiento que dejó caer a los Cavaliers en la mediocridad en la NBA.

No obstante, esos días negativos parecen quedar atrás para Cleveland, que con el regreso de LeBron está en disposición de volver a reinar en el Este. Los Cavaliers jugaron las dos últimas rondas sin el estelar alero Kevin Love, quien sufrió una lesión en el hombro. La llegada de Love el pasado verano, uniéndose a LeBron e Irving para formar un 'Big Three', hizo de Cleveland el equipo a vencer en su conferencia.

Anteriormente, los Cavaliers también habían perdido al pívot brasileño Anderson Varejao por una lesión en el talón de Aquiles. LeBron no es el único jugador de Cleveland en llegar a su quinta gran final consecutiva pues su compañero, el alero James Jones, jugó con él las anteriores cuatro con los Heat.

Temas relacionados