Los Spurs ganaron y quedaron a una victoria de su quinto anillo

De la mano de Manu Ginóbilli el quinteto de San Antonio dominó al Heat 114-104.

Foto: AFP
Foto: AFP

Manu Ginóbili totalizó 24 puntos y 10 asistencias en su primera apertura como titular en la temporada, y Danny Green implantó marca de triples en una final de la NBA para que los Spurs ganaran 114-104 al campeón Miami Heat este domingo en la arena AT&T Center de San Antonio.

Los Spurs se coloraron a un triunfo de su quinto título al tomar ventaja de 3-2 en la serie, que se reanudará el martes con el sexto partido en Miami, y un séptimo el jueves si fuera necesario.

El técnico de San Antonio, Gregg Popovich, sorprendió al colocar a Ginóbili en el quinteto abridor, y el argentino respondió con creces a la confianza, y a las críticas sobre su pobre desempeño en esta serie, al encestar su mayor cantidad de puntos en un partido de esta campaña.

El base Green, con otros 24 puntos y encestar 6 de 10 triples, llegó a 25 "bombazos" de largo alcance en los cinco juegos de la serie, para romper por dos la marca que ostentaba en finales de campeonato el veterano Ray Allen.

Allen, que salió de la banca de Miami para encestar 21 puntos, había conseguido el récord de 23 triples militando con los Boston Celtics en la final de 2008 contra Los Angeles Lakers.

Los cinco titulares de los Spurs terminaron con dobles dígitos, pues el base francés Tony Parker aportó 26 anotaciones, el ala-pívot Tim Duncan 17 unidades y 12 rebotes y el alero Kawhi Leonard 16 tantos.

Por Miami, además de Allen que encestó 4 de 4 triples, destacaron los astros LeBron James con 25 puntos y Dwyane Wade con 25 tantos y 10 asistencias.

Ginóbili le marcó el ritmo de la noche a los Spurs al encestar su primer tiro del partido a los 9 segundos del arranque.

La táctica del "Coach Poap" de abrir con tres bases (Parker, Ginóbili y Danny Green), un ala-pívot (Tim Duncan) y un alero de poder (Kawhi Leonard) le dio resultados magistrales en una primera mitad, donde sus Tres Grandes se sirvieron con cuchara ancha.

Con una terrible efectividad del 63 por ciento y dominio en los tableros, los Spurs se llevaron el primer cuarto 32-19, dejando al Heat en menos de 20 puntos en un segmento por cuarta vez en la serie.

Green encendió su puntería en el segundo cuarto para encestar tres triples consecutivos y los Spurs se adelantaron 45-29 en la medianía del tramo.

Pero, LeBron James dirigió una rebelión del Heat de 12-7 en algo más de tres minutos, que permitió a los campeones acercarse por cinco puntos, hasta que tres tiros libres de Ginóbili y cestas de Parker sellaron la primera mitad con ventaja tejana de 61-52.

En el tercer cuarto, Ginóbili regaló una presentación de buen baloncesto y con 9 puntos y lindas asistencias mantuvo a los Spurs al frente en momentos en que, a cuatro minutos de cerrar el tercer tramo, Miami se acercó peligrosamente a cuatro tantos.

Los Spurs cerraron el cuarto 89-75 y sellaron el marcador en el complemento final, con grandes aportes de Ginóbili, Green y Parker.

Temas relacionados