Los Warriors vencieron a los Rockets y forzaron a un séptimo juego

Klay Thompson fue la figura en un encuentro en el que el quinteto de Golden State tuvo una gran remontada para igualar a la serie a tres triunfos por lado. Este lunes se definirá uno de los finalistas de la NBA.

Klay Thompson (izqu.) fue el jugador más destacado de la noche.AFP

Con un excelente aporte ofensivo de Klay Thompson, los Warriors vencieron este sábado a los Rockets por 115-86 e igualaron a tres triunfos por bando la serie final de la Conferencia Oeste de la NBA mandando todo al definitivo séptimo juego.

Thompson terminó con 35 puntos para comandar la ofensiva de los campeones defensores, seguido por Stephen Curry con 29 y Kevin Durant con 23. Draymond Green lo hizo con 10 rebotes y nueve asistencias.

Por su parte, Houston, apoyado una vez más en su máxima estrella, James Harden, salió agresivos desde el primer momento para irse arriba 39-22 en el primer cuarto. Harden, líder anotador de la temporada regular, se desbordó en ese tramo con 15 puntos, seis de ellos en el último minuto de ese parcial. Luego incrementó su producción a 22 puntos y su equipo llegó al medio tiempo con ventaja de 61-51.

Sin embargo, Durant y Thompson se lucieron con 14 unidades cada uno para reducir la ventaja del conjunto texano en el intermedio. Y ante la presión de jugar frente a su público, los Warriors respondieron y al comenzar el tercer cuarto alcanzaron a los Rockets por primera vez en el juego con pizarra 66-66.

Después, Thompson puso a los Warriors al frente con un triple tras asistencia de Green 76-74. Ya en el último cuarto, los locales ampliaron su ventaja tras una ofensiva de 17-2 y se pusieron al frente de forma cómoda 101-79 cuando faltaban seis minutos para terminar el juego.

Por el lado de los visitantes, el hombre de la puntería fue Harden con 32 puntos, seguido de Eric Gordon con 19 tantos. Houston trató de recobrar, pero ya fue imposible. El próximo y último partido de esta serie será el lunes en Houston, donde los Rockets buscará  un lugar en las Finales de la NBA por primera vez desde que ganaron el segundo título consecutivo en la temporada 1994-95.