Mascota de la NBA ridiculizó a un apático y grosero novio