“Tenemos un gran equipo”

Orlando Cabrera comienza su temporada 13 en las Grandes Ligas, esta vez con los Atléticos de Oakland.

Hasta hace mes y medio el colombiano Orlando Cabrera no tenía contrato con ningún equipo, pero la ventaja de ser uno de los paracortos más cotizados de las Grandes Ligas le permitía escuchar y comparar ofertas sin la presión de tener que responder de inmediato. Finalmente su agente le recomendó la de los Atléticos de Oakland y el cartagenero la aceptó, pues no quería renovar con los Medias Blancas de Chicago, club con el que jugó durante 2008.

“Estoy muy feliz en este equipo, tiene una gran organización y valoran mucho mi trabajo”, dice Orlando, quien iniciará su temporada número 13 en las mayores.

“Para mí es un gran orgullo haberme mantenido tanto tiempo acá. Miro hacia atrás y no puedo creer que haya jugado tantos partidos a este nivel”, dice en una comunicación suministrada por la oficina de prensa de la Major League Baseball (MLB).

Sobre los objetivos que tiene para esta temporada, Cabrera dice que “sin duda, a lo que aspiro es a volver a los playoffs. Hemos conformado un gran equipo, con una buena mezcla de experiencia y juventud, pero será en la cancha en donde demostremos de lo que somos capaces”.

Cabrera se estrenó en el béisbol profesional con los Expos de Montreal, en 1997. Con el equipo canadiense jugó siete temporadas y media, antes de irse a los Medias Rojas de Boston, con los que ganó la Serie Mundial en 2004.

“La verdad es que llegué al equipo para reforzarlo en las finales y cumplí con mi labor. Ese título ha sido lo más importante en mi carrera”, recuerda, Cabrera, cuyo hermano Jolbert también ha pasado por varias novenas de la Gran Carpa, en las que ha actuado en diferentes posiciones. Actualmente, el mayor de los Cabrera es uno de los reservas de los Orioles de Baltimore.

Orlando jugó después con los Angelinos de Anaheim y el año pasado estuvo con los Medias Blancas de Chicago, antes de firmar por una temporada con los Atléticos de Oakland a cambio de cuatro millones de dólares.

En su carrera lleva 1.572 partidos, en los que ha pasado 5.962 veces al bate, con 1.632 imparables, 105 de ellos jonrones. Cabrera ha impulsado 684 carreras y lleva 184 bases robadas. Su promedio de bateo es de .274

¿Ha pensado en el retiro?

La verdad es que estudié propuestas para ir a la liga del Japón, que es muy competitiva, pero finalmente me incliné jugar un par de temporadas más acá, creo que tengo con qué hacerlo bien.

¿Qué le han pedido en su nuevo equipo?

Que contagie de entusiasmo y optimismo a los jugadores más jóvenes. Oakland no juega la postemporada desde 2003 y hacerlo ahora sería un éxito.

¿Y qué opciones le ve?

Vamos a pelearles la división a los Angelinos de Anaheim y a los Marineros de Seattle. Tenemos un cuerpo de lanzadores joven, pero nuestra fortaleza será la ofensiva, ojalá que funcione.

¿En qué ha cambiado su juego?

Uno cada vez maneja mejor los espacios y las velocidades. Al bate también es menos ansioso. Este es un juego de mucha inteligencia y paciencia y eso llega con los años.

¿Y personalmente qué metas se plantea?

Jugar la mayor cantidad posible de partidos. Hacer bien mi trabajo en defensa y ayudar al equipo a ir a la postemporada. Las estadísticas individuales son gratificantes, pero lo es mucho más que el equipo sea exitoso. Eso es lo que realmente quiero.

últimas noticias

¿Y qué se hicieron los estafadores de bases?

¡Una mirada a los novatos en las Grandes Ligas!