Indios estropean inauguración del nuevo estadio de los Yankees

Cleveland venció 10-2 a Nueva York.

Grady Sizemore pegó un jonrón con las bases llenas y Víctor Martínez también la desapareció dentro de un racimo de nueve carreras en el séptimo inning, con el que los Indios de Cleveland se convirtieron en aguafiestas en la inauguración del nuevo Yankee Stadium.

Cleveland masacró al relevo de los Yanquis de Nueva York en un fatídico séptimo, en el que 12 hombres fueron a batear y fabricaron las nueve carreras con cinco hits, para llevarse el jueves una victoria por 10-2.

Ambos equipos de Nueva York encajaron derrotas en las aperturas de sus lujosos estadios, ya que el lunes los Mets cayeron 6-5 ante los Padres de San Diego.

Al abrir las puertas de un parque de pelota que les costó 1.500 millones de dólares, los Yanquis no se esperaban un resultado tan abultado en su contra.

Cleveland, después de todo, venía de ganar la noche anterior su primer juego como visitante en seis intentos esta temporada. Pero simplemente se aprovecharon una vez que CC Sabathia, el abridor de los Yanquis, salió tras lanzar cinco innings y dos tercios.

José Veras y Dámaso Marte, los relevistas dominicanos que trabajaron en el séptimo inning, no pudieron contener a la Tribu.

Veras ni siquiera pudo sacar un out y le anotaron tres carreras. Pero a Marte le fue peor, ya que fue víctima de seis anotaciones y de los jonrones de Sizemore y el venezolano Martínez, llevándose un fuerte abucheo de buena parte de los 48.271 aficionados que colmaron un estadio que costó 1.500 millones de dólares para el esperado primer juego en el nuevo hogar de los Bombarderos del Bronx.

Con el partido empatado 1-1, el dominicano Jhonny Peralta remolcó un par de carreras con un doble ante Veras y luego fue el turno de Sizemore de hacer el daño al encontrar las bases llenas frente a Marte. Lo hizo depositando la pelota en las tribunas del bosque derecho. A un fanático no le importó que fuese el primer grand slam en el estadio y devolvió la bola al terreno.

Después fue el turno del venezolano Martínez, cuyo jonrón coronó el racimo en el inning.

Los fanáticos no ocultaron su fastidio por la paliza y hasta se pusieron a corear en sorna el apellido de Nick Swisher, el jardinero derecho que el lunes pasado tuvo que salir a lanzar al ser vapuleados por Tampa Bay.

"Un sólo juego no va a marcar la historia de esta temporada y de este estadio", dijo el manager de los Yanquis Joe Girardi.

El desenlace fue muy diferente al del 18 de abril de 1923, cuando la franquicia inauguró el primer Yankee Stadium. Babe Ruth conectó un jonrón en la victoria 4-1 sobre los Medias Rojas de Boston. El estadio de inmediato fue bautizado como "La casa que Ruth construyó". En forma simbólica, el bate usado por Ruth fue mostrado previo al inicio del partido, en el que Yogi Berra hizo el primer lanzamiento.

Para un equipo que viene de una campaña en la que por primera vez desde 1993 no pasó a los playoffs, los Yanquis dejaron mucho que desear, al dejar a 10 corredores esperando remolque en los cinco innings iniciales.

La excepción fue el catcher puertorriqueño Jorge Posada, quien tuvo el honor de disparar el primer jonrón en la historia del parque. Fue un batazo solitario por el jardín central ante Cliff Lee.

"Es un jonrón que siempre recordaré, pero ahora mismo estamos un poco decepcionados", dijo Posada.

Sabathia, en su primera apertura en casa tras firmar su contrato de 161 millones y siete años, se desempeñó bien al permitir una carrera y cinco hits. La única carrera que toleró fue por un doble remolcador de Kelly Shoppach en el cuarto.

Luego que el dominicano Edwar Ramírez y Phil Coke cerraron el sexto, Veras (0-1) no sacó a nadie en el séptimo y acabó acreditado con la derrota.

"Mejor que pase ahora que más tarde. Yo sé que puedo hacerlo mejor", dijo Veras.

Tras dos flojas aperturas, Lee (1-2) finalmente demostró los quilates de ser el último Cy Young. Aisló una carrera y siete hits en seis entradas para obtener su primer triunfo.

Por los Indios, el venezolano Martínez de 6-3, dos anotadas y una remolcada. El dominicano Peralta de 5-2, una anotada y dos producidas.

Por los Yanquis, el puertorriqueño Jorge Posada de 4-1, una anotada y remolcada. El dominicano Robinson Canó de 4-3, una producida.

Cleveland 000 100 900-10 13 1
Nueva York 000 010 100- 2 9 1

últimas noticias

¿Y qué se hicieron los estafadores de bases?

¡Una mirada a los novatos en las Grandes Ligas!