Conversatorio de Colombia 2020

hace 4 horas

Con barba de campeón

Con ventaja de tres victorias a dos, los Medias Rojas de Boston reciben esta noche a los Cardenales de San Luis. Los patirrojos optaron por no afeitarse como símbolo de amistad.

Los jugadores de los Medias Rojas celebran la victoria en el quinto juego de la Serie Mundial, ante los Cardenales. /AFP

Apenas 27 outs separan a los Medias Rojas de Boston de su octava corona de la Serie Mundial. Esta noche (7:00 por Espn) recibirán a los Cardenales de San Luis en Fenway Park, con la ventaja de tres victorias a dos, en el Clásico de Otoño.

Y además del tradicional apoyo de la hinchada y la inspiración que genera su estadio, los patirrojos tendrán la buena energía que ha generado la cábala de la mayoría de sus jugadores, que se han dejado la barba como símbolo de amistad y unión de grupo.

La idea fue de Mike Napoli y Jonny Gomes, quienes se la dejaron simbólicamente desde la pretemporada con el ánimo de iniciar una nueva era tras la desastrosa campaña de 2012. Pero a medida que el equipo fue logrando victorias, sus compañeros se contagiaron por esa moda.

El público de Boston también se emocionó y comenzó a llevar al estadio afiches con los rostros barbados de sus héroes. Y el club, que sabe de mercadeo, aprovechó la ocasión para implementar a través de las redes sociales la campaña #GetBeard (Déjate la barba). Incluso, les cobró apenas un dólar por entrada a los aficionados que se dejaran de afeitar.

Y las buenas actuaciones de los barbados David Ross, Dustin Pedroia, David Ortiz, Jarrod Saltalamacchia y Shane Victorino, además de Napoli y Gomes, llevaron a los Medias Rojas a lograr el mejor registro en la temporada regular, con 97 triunfos y 65 derrotas, el mismo de los Cardenales.

También brillaron en los playoffs, en los que dejaron en el camino a los Rays de Tampa Bay y los Tigres de Detroit, para coronarse campeones de la Liga Americana.

Ahora, en la Serie Mundial que les ganan 3-2 a los Cardenales, el tema de las barbas ha sido recurrente. “Nos las cortaremos cuando salgamos campeones”, dicen los jugadores cada vez que son consultados al respecto, aunque insisten en que no es un tema de superstición, sino de fidelidad con el grupo de compañeros.

En el plano deportivo, el triunfo del lunes en el Busch Stadium de San Luis fue un golpe anímico inmenso para ambas novenas. En las últimas 42 definiciones de título en las Mayores, el equipo que gana el quinto juego cuando la serie está 2-2 se ha impuesto en 27 ocasiones, para un 64% de posibilidades, estadística que ilusiona a los Medias Rojas.

Sobre todo porque, además, se quitaron de encima al mejor abridor de los Cardenales, Adam Wainwright, quien cumplió en el montículo pero no fue bien respaldado por sus compañeros.

Para el juego de esta noche están anunciados el novato Michael Wacha (1-0), por los visitantes, y el veterano John Lackey (0-1), en los de Boston. Ambos lanzadores se enfrentaron en el segundo partido de esta serie, que fue ganado por los Cardenales 4x2 en Fenway Park, con un excelente trabajo del “Wacha-Wacha”, como le corean los fanáticos.

En caso de que los patirrojos ganen el Clásico de Otoño, el más probable Jugador Más Valioso podría ser el dominicano David Ortiz, quien ha estado oportuno con el bate, como es su tradición. Para él sería el tercer anillo de campeón, porque fue artífice de la histórica corona de 2004, tras 8 años de sequía, y la de 2007.

Si hoy triunfan los Cardenales, mañana se disputará, otra vez en Boston, un séptimo y decisivo encuentro, algo que no ocurre desde 2011, cuando precisamente los de San Luis vinieron de atrás y vencieron por 4-3 a los Rangers de Texas.

 

últimas noticias

¡Los honores, ni se piden… ni se rechazan!