Colombia sigue sonando en las Mayores

Ernesto Frieri, José Quintana, Julio Teherán y Donovan Solano van por su consolidación en las Grandes Ligas.

Donovan Solano es el efectivo segunda base de los Marlins de Florida. / AFP
Donovan Solano es el efectivo segunda base de los Marlins de Florida. / AFP

Tres bolivarenses y un atlanticense serán los encargados de mantener en alto la imagen de Colombia en el béisbol de las Grandes Ligas, cuya temporada acaba de comenzar. Ellos serán los encargados de reeditar las hazañas que durante las últimas décadas protagonizaron Édgar Rentería y los hermanos Orlando y Jólbert Cabrera.

“Colombia ha tenido más calidad que cantidad en las Mayores”, asegura Donovan Solano, segunda base titular de los Marlins de Florida, único jugador de posición con el que quedó Colombia, pues los otros tres son lanzadores: Ernesto Frieri, relevista y posible cerrador en los Angelinos de Anaheim; José Quintana, cuarto en la rotación de los Medias Blancas de Chicago, y Julio Teherán, quinto en la fila de los Bravos de Atlanta.

El pelotero barranquillero será inicialista luego de que completara 92 actuaciones durante 2012. “Fue una gran oportunidad, pero ahora estar todos los días en el equipo es un sueño cumplido. Jugué el torneo colombiano e hice una buena pretemporada, así que llego muy motivado”, señala Solano, de 25 años de edad, quien fue el mejor bateador de su novena en los partidos de primavera.

“Uno, entre más juegue, mejor está con el bate, porque adquiere experiencia para seleccionar mejor los lanzamientos y hacer mejor el swing”, explica.

Ernesto Frieri se estrenó en las Grandes Ligas en 2009, pero este año tendrá que ser el de su consolidación. El lunes logró su primer salvamento en el partido que su equipo les ganó 3-1 a los Rojos de Cincinnati. Su misión será la de cerrador, siempre y cuando responda en la lomita.

El zurdo José Quintana, quien al igual que Frieri nació en el municipio de Arjona, Bolívar, parece haberse ganado los afectos del mánager de los Medias Blancas, Robin Ventura, y de su jefe de picheo, Don Cooper. Podría ser el cuarto lanzador en la rotación y está anunciado para jugar hoy, ante los Marineros de Seattle.

“Si uno le explica algo, él lo comprende. Esta dispuesto a hacer el trabajo para el equipo, quiere ser bueno y se esfuerza para lograrlo”, dijo Cooper sobre el colombiano, mientras que Ventura explicó: “Está en nuestros planes, ha evolucionado mucho con respecto al año pasado”.

El más joven de los embajadores criollos en el béisbol de los Estados Unidos es Julio Teherán. Nació en Cartagena el 27 de enero de 1989.

Según el periodista Matthew Leach, de MLB.com, “fue el abridor más dominante de todas las Grandes Ligas en la pretemporada”, lo que le aseguró un puesto en la rotación. Mañana sábado lanzará ante los Cachorros de Chicago.

“Las cosas me están saliendo como lo esperaba por el trabajo que he realizado. Jugué la liga de República Dominicana y allá aprendí mucho. Ahora mi ‘slider’ funciona muy bien, así como la recta, que aunque siempre ha sido mi gran arma, ahora es mejor. En el equipo me miran de otra manera y siento que confían más en mí, ya no para actuar de vez en cuando, sino para ser parte del plantel”, explica Teherán, para quien lo más importante es “seguir dejando el nombre de Colombia en alto y hacer que mis padres se sientan orgullosos de mí. Ellos siempre me apoyaron y son quienes más se merecen que yo triunfe”.

Este año, 241 peloteros extranjeros estarán en las Grandes Ligas. La mayor colonia es la de Dominicana, con 89 jugadores. Estarán 63 venezolanos, 15 cubanos, 14 mexicanos y 13 puertorriqueños.

Panamá tendrá cuatro representantes, los mismos que Colombia, cuya afición espera ansiosa que sus jóvenes figuras se consoliden y le den tantas alegrías como lo hicieron en el pasado reciente los Cabrera y Édgar Rentería.

últimas noticias