¡El béisbol es una caja de pandora!

Los Cardenales de San Luis, en la Liga Nacional, con el mejor registro de la temporada en el primer tercio de la campaña. Los Cerveceros de Milwaukee, también de la Nacional, con la peor marca, en lo que va del año.

Tras dos meses, los Cardenales de San Luis tienen el mejor récord de las Grandes Ligas. Foto: AFP

En el deporte en general, nadie gana ni nadie pierde hasta cuando concluyen los partidos. Pero en el béisbol, siempre hay una inclinación por lo indescifrable que es el juego en sí, y desde luego, por la forma en que, de una u otra manera, puede concluir un desafío.

Impredecible de principio a fin, lleno de emociones en cada lanzamiento, en cada jugada, en cada instante de cada juego, el béisbol depara tantas y tantas sorpresas, que nadie puede sentirse defraudado cuando las cosas no se dan sobre el terreno de juego, o cuando, confirmando las hipótesis generales del propio deporte, un equipo supera a otro, pero al día siguiente, la derrota puede hacer parte del capítulo de lo inesperado.

Por ahora, cuando apenas se ha cumplido un tercio de la temporada regular del béisbol de las Grandes Ligas, tenemos que decir, sin temor a equivocarnos, que las cargas se están acomodando en la tabla de ganados y perdidos para aquellos equipos que capturaron la atención y los pronósticos a su favor, pero que otros, por esas mismas cosas del béisbol, están alejados de las posiciones de comando, sin que por ello, hasta el momento, se puedan descartar de la noche a la mañana, pese al favoritismo con que partieron, una vez se cerraron las puertas de los campos de entrenamientos.

Una rápida mirada

Veamos, a ojo de buen cubero, lo que ha ocurrido en los dos primeros de los seis meses de la campaña, para que puedan comprobar, amables lectores, que todo lo que se diga al rededor del béisbol, hoy puede ser posible, antes de que se efectúe un partido, y mañana, ya es historia, porque el resultado ha sido completamente contrario a lo que se esperaba.

En la Liga Nacional el reacomodamiento de las novenas, parecen indicar el camino que los pronósticos entregaron cuando concluyeron la etapa de los campos de entrenamientos. Pero en la Liga Americana, las cosas están a otro nivel.

Los Nacionales de Washington, los Cardenales de San Luis y los Dodgers de Los Ángeles, están mostrando la ruta ganadora, para confirmar el handicap que tenían a su favor, desde el mismo momento en que hubo un análisis de las posibilidades de las novenas en el Viejo Circuito.

En cambio, los inmensos favoritos en dos de las tres divisiones de la Liga Americana, están divorciados por el momento, de acumular más victorias que derrotas, por lo que se presume que hacia la parte final de la campaña, las cosas pueden ser muy reñidas.

Los Yanquis de Nueva York, los Rayas de Tampa, los Mellizos de Minnesota y los Astros de Houston, marcan con paso de vencedores, las tablas del Joven Circuito, cuando dos de ellos, no estaban en ningún cuadro con el debido favoritismo para estar ocupando esas posiciones en los actuales momentos.

En la Nacional

Los críticos siempre han dado a los Nacionales de Washington con boleto a ganador en la división Este de la Nacional, por todo lo que tiene su plantilla, pero en especial, por la calidad y profundidad de su cuerpo de lanzadores.

Matt Williams, el estratega del equipo, sabía que más temprano que tarde, luego de un primer mes con demasiados altibajos, su equipo tendría que salir a responder al talento y la calidad de juego de su nómina, y parece que el ritmo de juego los está confirmando con los inmensos favoritos para quedarse con la corona de su zona. Con su marca de 28 ganados y 22 perdidos, los Nacionales marcan el ritmo, pero muy de cerca están los Mets de Nueva York, de Terry Collins, con 28 triunfos y 23 derrotas, dando un espectáculo digno de esperarse una gran final en esa zona.

Los Cardenales de San Luis, con Mike Matheny en su dirección, responden no solo al favoritismo que tienen en su grupo, sino a la forma en que sus peloteros están jugando cada partido, para estar adueñados del primer lugar de la Central, para confiar una vez más en que llegarán a la postemporada.

Matheny y sus muchachos suman 33 victorias y 17 derrotas, encumbrándose en el liderato de la división Central, y dejando además, hasta el momento, el mejor registro en todo el béisbol de las Grandes Ligas.

Y, finalmente, los Dodgers de Los Ángeles, comandados por Don Mattingly, exhibiendo un juego superior a sus contrincantes, están en la cima de su división Oeste, para esperar este año, mejores resultados en la ronda de las finales de la Liga Nacional.

Los Dodgers con 29 triunfos y 20 derrotas, saben que no se pueden descuidar, porque los actuales campeones del circuito y de la Serie Mundial, los Gigantes de San Francisco, guiados por Bruce Bochy, ya aceleraron el paso, y se colocan en la segunda casilla, con 30 victorias y 22 reveses, lo que significa, ni más ni menos, que en cualquier descuido de la novena angelina la famosa representación de la bahía puede dar el golpe y adueñarse de la primera casilla.

Ya decíamos que los Mets de Nueva York, están dando mucho de qué hablar, esperando el avance de la temporada, para buscar, a como dé lugar, un cupo para la jornada de finalistas de la liga. Por su parte, los Bravos de Atlanta, dirigidos por Fredi González, pueden cambiar el panorama a la hora de recoger los bates de la campaña, buscando una casilla para ir a las finales, aun cuando sea con la tarjeta de invitación que por cierto, está reñidamente disputada.

Y otro tanto ocurre con los Cachorros de Chicago, cuya actuación está dejando un buen sabor para sus aficionados y para el propio béisbol, desde cuando Joe Maddon se hizo cargo de la dirección de la novena. En esta división Central, los Piratas de Pittsburgh y los Rojos de Cincinnati, por el momento, están dejando escapar de sus manos, mejores opciones para pensar en la postemporada.

Los Padres de San Diego, en las manos de Bud Black, en cambio, tienen que modificar el paso que tienen hasta ahora, si quieren pensar en un cupo para la fase final de la contienda. Por el momento, no muestran la potencia necesaria para pensar en conquistar ese pasaporte.

Finalmente, para terminar la mirada sobre la Liga Nacional, hay que señalar que los Cerveceros de Milwaukee, que despidieron a Ron Roenicke y llevaron a la conducción del equipo al novato Craig Counsell, pese a que muestran sobre el papel a un equipo equilibrado, los resultados sobre el terreno de juego no han sido lo mejores, tienen la peor tarjeta de la temporada, con apenas 17 triunfos y 34 derrotas. ¿Reaccionarán los Cerveceros antes de que concluya la mitad de la campaña? No lo creemos, pero por lo menos, deben mejorar ostensiblemente de aquí a cuando termine la temporada.

En la Americana

Otro tanto sucede en la Liga Americana, en donde favoritos de la división Este como los Orioles de Baltimore, los actuales monarcas del circuito, y los Azulejos de Toronto, por su nómina y capacidad de juego, están por debajo de lo esperado; y los Angelinos de California con los Atléticos de Oakland, en la zona Oeste, también con puntos a ganador, se están rezagando en la contienda; y vean ustedes, son los Mellizos de Minnesota, los que están dando palo a diestra y siniestra en la Central, superando a los favoritos Reales de Kansas City y Tigres de Detroit.

Los Yanquis de Nueva York, cuya capacidad de juego por su cuerpo de lanzadores, estaba en entredicho, está comandando las aciones de la zona Este, y de acuerdo con su piloto, Joe Girardi, todo puede mejorar cuando Masahiro Tanaka vuelva a la rotación abridora; mientras que los Rayas de Tampa, que no aparecían en ninguna tabla de posibilidades, dada la serie de cambios que hicieron sobre su nómina, están ofreciendo una lucha feroz, conducidos por el novato estratega, Kevin Cash.

Los Yanquis y los Rayas de Tampa, son los líderes con 26 victorias y 25 derrotas.

En la Central, los Mellizos de Minnesota, de manos del inmortal Paul Molitor, cambiaron la semblanza sobre el terreno de juego, desplazando a los favoritos Reales de Kansas City, actuales campeones del circuito, y a los Tigres de Detroit, otro club que sumaba muchos puntos a favor para volver a estar en la disputa del banderín de su zona.

Los Mellizos con 30 ganados y 19 perdidos, superan a los Reales, dirigidos por Ned Yost, quien a dicho que por el momento nada está perdido, y ello es más que cierto, porque la divisa tiene 29 triunfos y 19 derrotas. Los Tigres, dirigidos por Brad Ausmus y los Indios de Cleveland, de Terry Francona, han decepcionado hasta el momento.

La gran sorpresa, sorpresa agradable por cierto, sigue siendo la inmejorable actuación de los Astros de Houston, que mantienen en vilo a la Liga Americana, y que superan, sin objeción alguna, a los favoritos Angelinos de California y a los Atléticos de Oakland, en una temporada que, de acuerdo con los expertos, debe estar en una dura controversia por el título de la división Oeste, algo que por el momento, no es cierto.

Los Astros, con A.J. Hinch en la comandancia del equipo, quien se está estrenando en el cargo dentro de béisbol de las Grandes Ligas, suman 31 victorias y 20 derrotas, para convertirse en el mejor equipo de la liga, superando con cierta facilidad a los Angelinos, de Mike Scioscia, y a los Atléticos de Bob Melvin, cuya urgente reacción, se espera de un momento a otro, para darle a la zona un aire de competitividad cerrada y bien disputada hasta el último juego del calendario regular.

Muchas sorpresas pueden darse para antes de que terminen los juegos del calendario regular. Pero ¿será cierto que se van a producir? No nos adelantemos, porque el béisbol es el béisbol…

563946

2015-06-01T21:04:08-05:00

article

2015-06-01T21:04:08-05:00

none

Antonio Andraus Burgos

Béisbol

¡El béisbol es una caja de pandora!

37

10450

10487