En la Liga Nacional, ¡lucha sin cuartel!

Este 2018, el Viejo Circuito tiene de todo y para todo: muchos favoritos pero pocos ganadores. Los expertos se inclinan por los Dodgers para repetir. Pero ¡ah! difícil que la tienen.

José Quintana, abridor de los Chicago Cubs, que parten como favoritos para ganar la división central de la Liga Nacional. AFP

Todas las miradas para esta temporada 2018 en la Liga Nacional están enfocadas en los actuales campeones del circuito, los Dodgers de Los Ángeles. Y tienen muchas razones para hacerlo. Pero a nadie escapa que habrá una lucha sin cuartel, porque sobre las nóminas conocidas, varias son las novenas que tienen los elementos para pensar en grande.

En la división Este, los Nacionales de Washington vuelven a ocupar sitial de honor para llegar a la postemporada, pero se esperan buenas reacciones de los Mets de Nueva York y de las sorpresas que puedan ofrecer los Filis de Filadelfia.

En la zona Central, los Cachorros de Chicago y los Cardenales de San Luis, marcan el grupo, pero nadie puede despreciar a los Cerveceros de Milwaukee, que pueden convertirse en el club ‘’dolor de cabeza’’ del circuito.

Y, finalmente, en el Oeste de la liga, los Dodgers son favoritos, ello es cierto, pero sobre el terreno, las nóminas de los Gigantes de San Francisco, los Cascabeles de Arizona y los Rockies de Colorado, pueden cambiar el panorama a la hora de recoger los bates en septiembre.

A simple vista, esta campaña del béisbol de las Grandes Ligas, puede resultar más que interesante, bien exigente, muy cerrada y con serias ambiciones de las divisas por llegar a la gran final con el talento y la calidad con que cuentan.

En el Este

La llegada a la rotación de los Filis del veterano derecho Jake Arrieta y del destacado Carlos Santana; y la franca recuperación de los estelares lanzadores de los Mets, por lo que se conoce hasta ahora, hacen pensar que los Nacionales no la tendrán nada fácil, pese a que los muchachos del novato capataz del club, Dave Martínez, se muestra como el grupo más completo para llevarse el banderín de la zona.

El consagrado Max Scherzer, el valioso Stephen Strasburg, el zurdo Gio González, Tanner Roark y A.J. Cole, son cartas de garantía para los Nacionales, en la búsqueda una vez más del pasaporte para la postemporada; pero la tarea no es llegar a esa instancia, sino por lo menos, conseguir el título del circuito.

La combinación ofensiva de Daniel Murphy, Ryan Zimmerman, Anthony Rendón y Bryce Harper, pueden hacer la diferencia del grupo para la contienda.

Los Mets con la rotación de Jacob DeGrom, Noah Syndergaard, Matt Harvey, Jason Vargas y Zack Wheeler, de mantenerse el grupo en salud, muchas cosas buenas se pueden esperar de los pupilos del nuevo estratega Mickey Callaway, y si detrás de esos cinco abridores se cuentan con brazos como los de Robert Gsellman y Seth Lugo, hay que aceptar que la divisa de Queens está bien armada.

El mexicano Adrián González, el cubano Yoenis Céspedes, Michael Conforto y Jay Bruce, deben ser los artilleros del club, para conseguir más victorias que derrotas.

Un tercero en la discordia para el Este de la Nacional estará en la presencia con buenas proyecciones de los Filis de Filadelfia, club que contará con Gabe Kapler en la dirección, cargo en el que se estrena, con Jake Arrieta, Aaron Nola, Jerad Eickhoof, Vince Velásquez y Nick Pivetta, para la rotación y con un sexto brazo de calidad, como lo es Ben Lively.

Los dominicanos Carlos Santana y Maikel Franco; el colombiano Jorge Álfaro y el venezolano Odubel Herrera, se deben constituir en el núcleo ofensivo de peligro para su rivales de turno.

A esas tres divisas debe concentrarse la gran atención de la división, porque los Bravos de Atlanta y los Marlins de Miami, por el momento, se encuentran en etapa de ajustes en todas sus líneas.

Los Bravos, capitaneados por Brian Snitker, tendrán en el colombiano Julio Teherán sus as en las serpentinas, con el respaldo en la rotación de Mike Foltynewicz, Brandon McCarthy y Sean Newcomb, y una quinta casilla disputada por el veterano Scott Kazmir, Matt Wisler y el brasileño zurdo Luiz Gohara.

Don Mattingly y sus Marlins, con el dominicano José Ureña, Dan Straily, Adam Conley y Dillon Peters, con una quinta casilla en discusión entre el otro dominicano, Sandy Alcántara, Justin Nicolino y el taiwanés Wei-Sin Chen, esperan ser contendores de valía dentro de un par de temporadas, dado que la novena ya no cuenta en su nómina con los valiosos Giancarlo Stanton, Dee Gordon, Chistian Yelich y Marcel Ozuna.

En el Centro

Hay que escoger con pinzas de cirugía para saber hacia dónde se inclina la balanza entre tres clubes dispuestos a todo, y dos que podrían cambiar la situación con relación a la división Central de la Nacional.

Para nosotros, los pupilos de Joe Maddon, los ya consagrados Cachorros, tienen la ventaja sobre el papel. Mike Matheny y sus Cardenales tienen con qué disputar juego a juego, el banderín de la división. Pero Craig Counsell y sus Cerveceros, pueden dañarle el caminado a cualquiera de los encopetados rivales de turno.

Los Piratas de Pittsburgh y los Rojos de Cincinnati dependerán mucho de la respuesta de sus peloteros, para desbaratar las ilusiones de sus tres principales rivales de la zona.

Los Cachorros tienen en el zurdo Jon Lester, Kyle Hendricks, el japonés Yu Darvish, y el zurdo colombiano, José Quintana, la cabeza de la rotación, con una quinta casilla disputada por Tyler Chatwood, Mike Montgomery y Eddie Butler.

Esa ventaja sobre el papel, se fundamenta en que potencialmente su grupo, con el boricua Javier Báez, el venezolano Wilson Contreras, Kris Bryan, Anthony Rizzo, Ben Zobrist y Kyle Schwarber, puede destrozar a cualquier lanzador rival.

Los Cardenales han sumado a su nómina al guardabosques dominicano Marcell Ozuna, que con Dexter Fowler, Matt Carpenter, Kolten Wong, el venezolano José Martínez y el boricua Yadier Molina, podrían representar la diferencia en la campaña a la ofensiva, habida cuenta que su grupo de lanzadores, encabezados por el dominicano derecho Carlos Martínez, Michael Wacha, Adam Wainright y Miles Mikolas, con una quinta casilla disputada por Luke Weaver y Jack Flaherty, exhibe una solidez digna de cualquier club.

Los Cerveceros, en cambio, consiguieron los servicios de Christian Yelich y Lorenzo Caín, para sumarlos a Ryan Braun, el dominicano Jonathan Villar, Travis Shaw, el venezolano Orlando Arcia y Eric Thames, pilares para  el poder ofensivo del equipo, esperándose que Chase Anderson, Zach Davies, el venezolano Jhoulys Chacín, Brent Suter y el mexicano Yovani Gallardo, y cuidado con que el venezolano Júnior Guerra captura esa quinta posición, cuentan con la capacidad necesaria para controlar con sus lanzamientos a sus rivales de la temporada.

Los Rojos, ahora dirigidos por Bryan Price, con Anthony Desclafani, Homer Bailey, Brandon Finnegan y Amir Garret, con una quinta casilla en veremos entre el dominicano Luis Castillo, Sal Romano y Robert Stephenson, como abridores; y los Piratas, en manos de Clint Hurdle, con el dominicano Iván Nova, Jameson Taillon, Joe Musgrove, Chad Kuhl y Trevor Wiiliams, tendrán que hacer esfuerzos para esperar que con el material humano que tienen, el panorama les cambie con más ganados que perdidos a la hora del balance final.

En el Oeste

En esta zona hay material suficiente para pensar que se trata de la división más fuerte del Viejo Circuito, empezando con el favoritismo de los Dodgers, los actuales monarcas de la liga; la reacción esperada de los Gigantes; las aspiraciones nada despreciable de los Cascabeles y, desde luego, el rival de cuidado que puede representar la novena de los Rockies.

Para escoger en primera selección a los Dodgers. No hay duda de ello. Otra cosa es que a la hora de la verdad, las cosas no le salgan como se espera a Dave Roberts y sus muchachos.

Su astro Clayton Kershaw, Rich Hill, Alex Wood, el japonés Kenta Maeda y el surcoreano zurdo, Hyun-Jim Ryu, son prenda de garantía en la rotación, y por lo tanto, lo que se espera es que Justin Turner, Corey Seager, Cody Bellinger, Kike Hernández, Yasiel Puig y Matt Kent, respalden con el bate, el trabajo de los miembros de la rotación.

Los Gigantes de Bruce Bochy, saben y lo tienen bien aprendido, que para ganar la división lo primero que deben hacer es superar a los Dodgers, por lo menos en lo que ha ésta temporada se refiere. Y para ello, Madison Bumgarner, el dominicano Johnny Cueto, Jeff Samardzija, Ty Blach y todo lo que pueda ayudar Derek Holland, están dispuestos desde la loma de los sustos a ofrecer la resistencia que sea necesaria para que la novena conquiste victorias, con el respaldo de jugadores como los recientemente adquiridos Evan Longoria y Andrew McCutchen, que conjuntamente con Buster Posey, Joe Panik, Brandon Crawford, Hunter Pence y Brandon Belt, tienen la capacidad de juego para que la campaña pasada sea parte del olvido y pensar en un futuro inmediato más beneficioso y promisorio.

Si la temporada 2017 fue muy buena para los Cascabeles de Torey Lovullo, este 2018 debe ser el gran año de la divisa de Arizona. La respuesta debe estar en la sólida rotación que tienen y en una ofensiva oportuna para confirmar en que sí se puede ganar el banderín.

El año pasado llegaron a la disputa del comodín frente a los Rockies, tarjeta que obtuvieron, pero luego fueron eliminados en la postemporada por los Dodgers.

Zach Greinke, Robbie Ray, Taijuan Walker, Patrick Corbin y Zach Godley, tendrán la responsabilidad en la rotación de guiar a los Cascabeles a buen puerto, pero el cubano Yasmany Tomás, Daniel Descalzo, Paul Goldschmidt, el venezolano David Peralta y Jarrod Dyson, entre otros, les corresponde demostrar con el uso del bate, que este año será el desquite.

Bueno, y finalmente, los Rockies —dejando a un lado por el momento a los Padres de San Diego, que se están organizando para dar muchas sorpresas en un par de años—, tienen ganas y deseos de llegar a la postemporada para confirmar que sus ilusiones se pueden convertir en realidad.

Los Rockies de Bud Black muestran, con su nómina, que venderán muy caras sus derrotas y que confían que la tarea a desarrollar debe superar a la de hace un año.

Con Jon Gray, Tyler Anderson, el venezolano Germán Márquez y Chad Bettis, con la quinta posición disputada entre el también venezolano Antonio Sensatela y Kyle Freeland, para la rotación, y los venezolanos Carlos González y Gerardo Parra, el dominicano Raimel Tapia, Ian Desmond, Nolan Arenado, Charlie Blackmon y D.J. LeMathieu, con el uso del bate, los Rockies pretenden, y con justas razones, salir gananciosos cuando el calendario regular haya terminado.

Los Padres de Andy Green como capataz, que cuentan con Clayton Richard, Brian Mitchell, Dinelson Lamet, el dominicano Luis Perdomo y Robbie Erlin, es posible que hagan mucho daño y bastante ruido, pero su profundidad de juego puede ser menor a las de sus aspiraciones por el momento.

Difícil hacer una selección en la Liga Nacional, porque tal como lo señalamos al comienzo de la nota, todo hace indicar que se puede presentar una lucha sin cuartel entre todos los contrincantes.

Sin embargo, nos arriesgamos en escoger a los Nacionales, los Cachorros, los Cerveceros, los Dodgers, los Cascabeles y los Gigantes para estar en la nómina de la postemporada del Viejo Circuito en este 2018.