Final de infarto en la Serie Mundial