Gobierno de Trump frustra acuerdo entre las Grandes Ligas de béisbol y Cuba

El pago a la Federación de ese país por cada transferencia de un jugador no le gustó al Departamento del Tesoro que de inmediato tumbó lo pactado.

AFP

El gobierno de Estados Unidos descartó este lunes un acuerdo entre las Grandes Ligas y la Federación Cubana de Béisbol que habría permitido a los cubanos jugar en Estados Unidos sin tener que desertar.

La red de noticias deportivas ESPN publicó una carta del Departamento del Tesoro de Estados Unidos a las Grandes Ligas (MLB, por sus siglas en inglés) informando a la liga profesional estadounidense de esa decisión.

La MLB y la federación cubana anunciaron en diciembre (luego de tres meses de negociación) que habían alcanzado un acuerdo histórico que permitiría a los jugadores cubanos firmar con los equipos de las Grandes Ligas. Sin embargo, esto implicaba un pago a la Federación Cubana de Béisbol algo que alimentó las objeciones del Departamento del Tesoro.

"Un pago a la Federación Cubana de Béisbol es un pago al gobierno cubano", dijo el Departamento del Tesoro. La ley estadounidense prohíbe las transacciones con el gobierno cubano, con excepción de algunos intercambios culturales y educativos.

"Estados Unidos no apoya acciones que institucionalizarían un sistema mediante el cual una entidad del gobierno cubano embarga los salarios de atletas que trabajan arduamente y que simplemente buscan vivir y competir en una sociedad libre", dijo Garrett Marquis, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional.

La Federación Cubana de Béisbol condenó la decisión

"El Acuerdo con la MLB  busca frenar el tráfico de seres humanos, fomentar la cooperación y elevar el nivel del béisbol", dijo el ente cubano a través de su cuenta de twitter. Además añadió: "cualquier idea contraria es falsa noticia. Los ataques con motivación política contra el Acuerdo logrado perjudican a los atletas, sus familiares y a la afición", agregó.

Antes del acuerdo, los jugadores cubanos se veían obligados a desertar, a menudo haciendo tratos con traficantes, para escapar de Cuba e ir a jugar a Estados Unidos.

Un ejemplo de la cantidad de peloteros que alcanzaron a llegar a la MLB es el jardinero Yasiel Puig, de los Cincinnati Reds, quien luego de varios intentos fallidos de deserción fue llevado a México por un cártel de la droga que lo mantuvo como rehén hasta que lo liberó tras el pago de un rescate de 250.000 dólares.

"Durante años, las Grandes Ligas de Béisbol han estado buscando poner fin al tráfico de jugadores de béisbol de Cuba por parte de organizaciones criminales", dijo el comisionado de la MLB Rob Manfred en ese momento.

 

 

últimas noticias