José Quintana, a mantener con vida a los Cachorros

El lanzador colombiano abrirá el partido cinco de la Serie por el Campeonato de la Liga Nacional contra los Dodgers. Chicago necesita ganar para mantenerse en disputa por el título del viejo circuito.

José Quintana, abridor de los Cachorros de Chicago.AFP

Los grandes momentos eligen a los grandes jugadores. Los Cachorros están en un momento importante, en el que necesitan de sus ases para revertir un resultado que no les favorece. Se encuentran contra la pared en la Serie por el Campeonato de la Liga Nacional. Perdieron los primeros tres encuentros frente a Los Dodgers y una derrota más acabaría con la ilusión del equipo de Joe Maddon de volver a una Serie Mundial. No hay mañana para Chicago y la responsabilidad de que el equipo se mantenga con vida, por lo menos un día más, recae en el brazo zurdo del colombiano José Quintana. El lanzador será el encargado de abrir el quinto juego.

No será una tarea fácil para el nacido en Arjona, Bolívar. Al frente tiene un equipo que ha dominado a placer esta serie, con una ofensiva que conectó siete cuadrangulares y anotó 17 carreras en los primeros cuatro partidos. Pero a pesar de la presión, Quintana está tranquilo. La sangre fría que corre por sus venas en el momento de afrontar momentos importantes, lo tienen mentalizado en cómo atacar bateador por bateador de Los Dodgers, que en cualquier otro aspecto por fuera del juego. “Del primer partido (en el que lanzó cinco entradas) aprendí, que puedo sacar ventaja de la pasividad con la que se están tomando los turnos al bate. La idea es atacar la zona de strike”, dijo en la conferencia de prensa que dio el miércoles antes del partido cuatro de la serie.

En ese momento la ilusión del colombiano era una: “espero tener la oportunidad de enfrentarme nuevamente a este equipo”. Y así será. El zurdo afrontará la salida más importante de su carrera en las Grandes Ligas. “Ha sido un año muy especial”, dijo. “Inicié temprano por el Clásico Mundial de Béisbol y desde entonces me han pasado muchas cosas, que me han servido para crecer y saber lo importante que es esta posición para mí. Y este jueves tengo la oportunidad de seguir haciendo mi trabajo y continuar aprovechando esta experiencia magnífica”, agregó con una mirada iluminada, llena de pasión y enfocado en grandes hazañas.

Quintana abrirá en el estadio Wrigley Field, casa de los Cachorros de Chicago. En ese diamante, el pelotero nacional tiene récord de cinco victorias sin derrotas en ocho salidas, en las que lanzó 45,1 entradas. La efectividad es de 4.76. En esta postemporada estuvo un partido como local, lo hizo frente a los Nacionales de Washington, encuentro en el que no permitió carreras limpias en 5,2 entradas de labor. No obstante, todos los números quedan de lado en el momento en el que se dé el grito de playball. Es un encuentro que no tiene mañana y al frente tendrá a la novena que terminó con el mejor récord en la temporada de las Grandes Ligas 104-58.

Chicago tiene toda la confianza puesta en el colombiano. Sus compañeros de equipo saben que es capaz de grandes cosas cuando está enfocado. Jake Arrieta, quien fue el lanzador ganador del cuarto partido de la serie, así lo dio a conocer: “Su llegada ha sido clave para el equipo. Tiene la capacidad de lanzar en cualquier situación”. A las palabras del abridor se unen las de Kyle Schwarber, jardinero izquierdo de los Cachorros, “es un gran lanzador. Estoy seguro de que saldrá a batallar por nosotros. Tenemos que apoyar ofensivamente su trabajo”.

La ofensiva  y el cuerpo de relevistas

Precisamente una de las claves para que los Cachorros se mantengan con vida en la Serie por el Campeonato de la Liga Nacional es que la ofensiva despierte. Están bateando para .163 y han anotado tan solo siete carreras. Todas han venido por la vía del cuadrangular. Los bateadores importantes de la alineación no están respondiendo. El primera base y cuarto bate Anthony Rizzo batea para .077 mientras que el tercera base y Jugador Más Valioso de la liga en 2016, Kris Bryant tiene un promedio al bate de .188. A eso se le suma que jugadores que deben estar constantemente por las almohadillas tampoco lo han hecho, Jon Jay apenas ha bateado un imparable en 12 apariciones al plato, Ben Zobrist aún no conecta su primer hit en la serie, mientras que Addison Russell batea para .154.

Si los bates de la novena de Chicago no se empiezan a calentar será difícil que logren darle vuelta a esta serie. Además, se suma el problema de los relevistas, que permiten que los contrarios bateen para promedio de .267 y han concedido ocho carreras limpias (nueve en total) para una efectividad de 5.40. Los lanzadores que vienen del bullpen por los Cachorros perdieron dos de los tres encuentros, también han aceptado cuatro cuadrangulares y 13 base por bolas. Un desastre completo. Por eso el objetivo del quinto encuentro para José Quintana es llegar, por lo menos, a la séptima entrada y dejar a los dirigidos por Joe Maddon con posibilidades de lograr el único resultado que les sirve para seguir respirando en la temporada 2017: la victoria.

@J_Delahoz

[email protected]

 

últimas noticias