¿Llegó la hora de los Indios en las Grandes Ligas?

Después de 19 años, los Indios de Cleveland consiguieron el título de la Liga Americana y el boleto a la Serie Mundial del Béisbol de las Grandes Ligas.

Los Indios de Cleveland celebran el título de la Liga Americana. / AFP
Los Indios de Cleveland celebran el título de la Liga Americana. / AFP

Desde 1997, cuando un imparable del colombiano Édgar Rentería les dio el título del Clásico de Otoño a los Marlins de la Florida y acabó con las ilusiones de los Indios, la novena de Cleveland no realizaba una campaña tan sólida como la de este 2016.

En la temporada regular quedaron primeros en la División central, con un balance de 94 triunfos y 67 derrotas.

Luego, en la primera fase de los playoffs, dejaron en el camino a los Medias Rojas de Boston, a los que barrieron tres juegos a cero. Y el miércoles completaron su paliza a los Azulejos de Toronto, a los que superaron cuatro victorias a una para conquistar el título de la Americana.

A partir del martes 25 de octubre, serán anfitriones de los dos primeros partidos de la Serie Mundial, contra el ganador del duelo que todavía libran los Cachorros de Chicago y los Dodgers de Los Ángeles.

Su éxito, especialmente en la postemporada, ha sido consecuencia de un consistente juego colectivo y de la espectacular actuación del relevista zurdo Andrew Miller, quien llegó al equipo en la recta final de la campaña regular, procedente de los Yanquis de Nueva York, que decidieron dejar libre al jugador de 31 años de edad, quien no encajaba ya en el nuevo esquema.

Los Indios, plagados de bajas por lesiones en su pitcheo, decidieron que era el lanzador a conseguir y no se equivocaron, pues dos meses después, Miller fue la clave, como líder del bullpen de los Indios, para volver a soñar con un anillo de campeones, que no consiguen desde 1948.

Miller fue elegido como el Jugador Más Valioso de la serie ante anta novena de los Azulejos y sus acciones se cotizaron considerablemente.

“En este momento del año, uno simplemente encuentra la forma. Eso es todo lo que importa, ganar”, afirmó Miller, quien agregó que “aceptaría permitir 100 carreras si es que ganamos 101-100. Eso es todo lo que importa. Ahora vamos a la Serie Mundial, una experiencia especial por la que estoy ansioso”.

Sobre el Clásico de Otoño aseguró que independientemente del rival que tengan que enfrentar, los Indios se tienen que preocupar es por hacer bien su trabajo e imponer su estilo. “Ahora será diferente. Este equipo batalla mucho. Somos un plantel que tiene mucha confianza, estamos jugando unidos y estamos felices. Ese buen ambiente es lo más importante”.

Los Indios de Cleveland buscarán su tercer título de las Mayores, pues celebraron en 1920 y 1948, cuando vencieron a los Brooklyn Robins y los Boston Bravos, respectivamente.

Desde entonces, han perdido las finales de 1954, 1995 y 1997, contra los Gigantes de Nueva York, los Bravos de Atlanta y los Marlins de la Florida.

La sequía de títulos de la tribu de 58 años es la más larga en la Liga Americana. En la Nacional, los Cachorros de Chicago no ganan una Serie Mundial desde 1908 y todavía aspiran a que esta temporada termine esa mala racha.