Los Azulejos ganan y vuelven a la Serie por el Campeonato de la Liga Americana

La novena de Toronto venció agónicamente 7-6 a los Rangers en el estadio Rogers Centre de la ciudad canadiense. Espera rival que saldrá entre Medias Rojas e Indios.

Josh Donaldson, tercera base de los Azulejos de Toronto. Foto: AFP

En Toronto se viven días felices. Muy felices. Los Azulejos dominaron la Serie Divisional de la Liga Americana contra los Rangers de Texas y el domingo en la noche se convirtieron en el primer equipo en clasificar a la Serie por el Campeonato de la Liga Americana, donde esperan rival que saldrá del enfrentamiento entre los Medias Rojas de Boston y los Indios de Cleveland. Por segundo año consecutivo afrontarán esta serie y esperan que sus bates sigan encendidos, para alzarse con un título que ganaron por última vez en 1993.

Josh Donaldson, José Bautista, Troy Tulowitski y Edwin Encarnación son el corazón ofensivo de la novena de Toronto y fueron el motor en los encuentros contra los Rangers. Entre los cuatro anotaron 13 e impulsaron 16 de las 22 carreras que los Azulejos lograron en estos tres encuentros. Estuvieron imparables. Y lo demostraron en el último encuentro en el que vencieron agónicamente 7-6 a la novena de Texas, donde Donaldson se terminó convirtiendo en el héroe tras aprovechar el falló en el lanzamiento de una doble matanza del venezolano Rougned Odor.

Donaldson, el actual Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana, inició la décima entrada con un doblete entre el jardín derecho y central. Le siguió una base por bolas intencional al primera base dominicano Edwin Encarnación. Todo se puso de cabeza para el relevista de Texas, Matt Bush. Pero después de inhalar y exhalar en varias oportunidades y forzar su brazo al máximo el derecho logró dominar a José Bautista y también lo hizo con Russell Martin, quien pegó un roletazo a territorio del campo corto venezolano Elvis Andrus, que inició la jugada de la doble matanza al darle la pelota a su compatriota Odor, que buscó el segundo "out" en la primera, pero su tiro se quedó corto sin que el primera base Mitch Moreland pudiese controlar y Donaldson corrió hasta home donde se tiró barriendo para tocarla.

Fue un momento sublime en Toronto. Ni siquiera la petición de la repetición – para revisar una barrida fuerte en segunda – del manager de los Rangers, Jeff Banister, apagó una llama que se encendió en el momento en el que umpire del plato, Sam Holbrook, cantó quieto. Así se vive la postemporada en Grandes Ligas. Es un cúmulo de emociones guardadas que explotan en el momento que se define un ganador. Alegría para el equipo que triunfa y lágrimas para el equipo perdedor.
De esta manera los Azulejos vinieron de atrás para conseguir la victoria y eliminar también por segunda temporada consecutiva a los Vigilantes en la ronda de la Serie Divisional. Ahora sus rivales en la Serie de Campeonato de la Americana será el equipo ganador de la serie divisional que disputan los Indios de Cleveland contra los Medias Rojas de Boston, con ventaja de 2-0 para los primeros.

Pero Donaldson no fue el único, Encarnación apoyó a la ofensiva con un cuadrangular y tres carreras impulsadas. Fueron dos golpes del primera base dominicano, quien mantuvo a su equipo con vida hasta que llegó ese error en el tiro de Odor, que terminó dándole el pase a la Serie por el Campeonato de la Liga Americana a los Azulejos. La derrota fue para Bush (0-1) en dos episodios y dos tercios, permitiendo imparable y carrera. Todo lo contrario de lo que sucedió con el joven cerrador mexicano Roberto Osuna que lanzó dos episodisos perfectos para quedarse con la victoria. Osuna (1-0) hizo 22 lanzamientos, 14 de ellos dirigidos a la zona perfecta del strike, contra seis enemigos y abanicó a dos.

Los Rangers han perdido seis partidos consecutivos de la fase final y todos han sido contra los Azulejos. El equipo tejano no había perdido un partido en la última jugada desde el pasado 30 de junio cuando se enfrentaron a los Yanquis de Nueva York.