Los Cerveceros, a una victoria de ganar la Serie Divisional

Cabrera y Pujols, entra tanto, empataron sus respectivas series ante Yankees y Filadelfia.

El guardabosques Ryan Braun se encargó de convertir a los Cerveceros de Milwaukee en el primer equipo que queda a sólo un triunfo de pasar a la serie de campeonato y conseguir “barrida” en la serie de división de la Liga Nacional.

Si Braun fue jugador clave con su novena, el primera base venezolano Miguel Cabrera se encargó de darles a los Tigres de Detroit el primer triunfo para empatar la serie, y el dominicano Albert Pujols que empieza a tomar el control en el ataque de los Cardenales de San Luis hizo lo propio para su equipo.

Braun pegó jonrón y remolcó tres carreras para dirigir el ataque de los Cerveceros, que vencieron 9-4 a los Cascabeles de Arizona, en el segundo partido de la serie que disputan al mejor de cinco y dominan por 2-0 por primera vez en la historia del equipo.

La novena de Milwaukee consiguió el triunfo a pesar de que su abridor Zack Greinke no tuvo la mejor salida en su primera aparición en la fase final.

Greinke permitió tres jonrones y salió del campo de juego sin decisión, aunque al inicio de la jornada tenía marca de 11-0 en el Miller Park, y ayudó a los Cerveceros a conseguir registro de 57 victorias en su campo, el mejor de las Grandes Ligas.

Pero a la mala salida de Greinke se unió la pésima ofensiva de los Cascabeles, que se fueron de 0-10 con corredores en base.

Además el bullpen de los Cerveceros, integrado por el japonés Takashi Saito, LaTroy Hawkins, el venezolano Francisco Rodríguez y John Axford mojaron la pólvora enemiga, después de combinarse para 1,14 de promedio de efectividad en 71 episodios en septiembre.

El tercer juego de la serie, que podría ser el último si ganan los Cerveceros, se jugará el martes en el Chase Field, de Phoenix, el campo de los Cascabeles, donde Milwaukee buscará la barrida con el abridor Shaun Marcum, que se enfrentará al novato Josh Collmenter, de Arizona.

Cabrera pegó jonrón y el abridor Max Scherzer, que debutó en fase final, lanzó seis episodios en blanco, para llevar a los Tigres a un triunfo por 5-3 sobre los Yanquis de Nueva York.

Con su victoria los Tigres igualaron 1-1 la serie de división de la Liga Americana, sólo un día después de haber perdido en el primer juego con un grand slam del segunda base dominicano Robinson Canó.

Al grand slam que pegó Canó un día antes, Cabrera (1) le respondió liderando a los Tigres con batazo de cuatro esquinas para detener a los Yanquis y quitarles la ventaja de campo.

El toletero venezolano pegó de vuelta entera en el primer episodio al cazar los lanzamientos de su compatriota el abridor Freddy García, llevando a un corredor por delante.

Cabrera, que impulsó tres carreras y anotó una, sacó la pelota por el jardín derecho, y llevó a la registradora al también venezolano el guardabosques Magglio Ordóñez, que iba a estar perfecto con el bate (3-3).
 
Mientras que el cerrador dominicano José Valverde se encargó de mojar la pólvora enemiga en el noveno episodio, cuando los Yanquis consiguieron dos anotaciones y dejaron a dos corredores en base.

Valverde aceptó un jonrón y dos carreras, pero pudo controlar sus lanzamientos para evitar más daño y asegurar la victoria.

El tercer juego de la serie se disputará el lunes en el Comerica Park, de Detroit, el campo de los Tigres, que pondrán en el montículo al abridor estrella Justin Verlander, que enfrentará al zurdo C.C. Sabathia, de los Yanquis.

Pero la novena de Nueva York se enfrenta al efecto que les produce el Comerica Park, en donde perdieron tres de cuatro juegos esta temporada, y en donde tienen registro de 22-25 desde que abrió sus puertas, en el 2000.

El Comerica Park es uno de dos campos de la Liga Americana en donde los Yanquis tienen marca perdedora.

Mientras que Pujols empieza a hacerse cargo del ataque de su equipo y con sencillo remolcador de la carrera de la diferencia en el séptimo episodio llevó a los Cardenales a un triunfo por 5-4 sobre los Filis de Filadelfia para empatar a 1-1 la serie de la división de la Liga Nacional.

Si el día anterior Pujols se fue de 3-1 con una carrera anotada, esta vez hizo cinco viajes a la caja de bateo, aprovechó en dos ocasiones y remolcó una anotación, la que marcó el triunfo.

En la séptima entrada Pujols pegó un imparable de una base para remolcar a la registradora al guardabosques Allen Craig, con la carrera que selló el triunfo de los Cardenales, que pasaron a la serie final con el comodín de la Liga Nacional, que ganaron en la último jornada de la temporada regular.

Mientras que para los Filis, la gran decepción fue su abridor Cliff Lee, que salió derrotado, aunque siempre se había dominante en las serie finales, pero esta vez fue castigado con 12 imparables y perdió por tercera vez consecutiva en serie final.

Aunque fue la contratación que como agente libre dio más satisfacción a los Filis, después de haber dejado ir oportunidades con los Yanquis y los Vigilantes de Texas para regresar a los Filis, esta vez nada pudo hacer para ayudarlos, a pesar de tener una ventaja de cuatro carreras.

Lee tuvo marca de 7-0 con 1.26 de efectividad en sus primeras ocho salidas de la fase final, incluyendo 4-0 para los Filis, antes de perder los juegos uno y cinco de la Serie Mundial del año pasado con los Vigilantes.

El tercer juego de la serie se disputará el martes, cuando el abridor mexicano de los Cardenales, Jaime García, suba al montículo para enfrentar al zurdo Cole Hamels, de los Filis.

 

últimas noticias

El ascenso vertiginoso de Meibrys Viloria

Valiosos aspirantes para ganar la Serie Mundial

Giovanni Urshela, un nuevo yanqui colombiano