Los Indios ganan y dan un paso importante hacia campeonato de la Liga Americana

La novena de Cleveland, de la mano de Francisco Lindor, supera 2-0 en la serie a los Azulejos de Toronto. El lunes se juega el partido tres en la ciudad canandiense.

Francisco Lindor y Brando Guyer festejan la segunda victoria de los Indios. Foto: AFP

Los Indios basan su juego en saber aprovechar las oportunidades y en su lanzadores relevistas. La estrategia funcionó a la perfección en los dos primeros juegos de la Serie por el Campeonato de la Liga Americana. Francisco Lindor fue quien se echó la ofensiva a los hombros y con cuadrangular en el primer juego – que le sirvió a su equipo para ganar 2-0 – y un sencillo remolcador en el segundo – que impulsó la carrera de la ventaja (2-1) – ha sido el bate más caliente en este inicio por la pelea por el título del joven circuito.

Lindor es la diferencia. Pero a lo que ha hecho el campocorto se suma la labor de los relevistas y claro, no se dejan de lado a los lanzadores abridores. En el primero de la serie Corey Kluber tuvo una sólida salida. No permitió carreras en 6.1 entradas y su labor fue bien finalizada por Andrew Miller y Cody Allen. Ambos le cerraron la puerta en la cara a los Azulejos, no les permitieron responder a ese cuadrangular de dos carreras de Francisco Lindor en la sexta.

Puerta cerrada en la cara y primer juego en el bolsillo para los Indios de Cleveland. En el segundo, las oportunidades también han sido bien aprovechadas. Carlos Santana conectó un cuadrangular enorme ante los envíos de J.A. Happ y después de que los Blue Jays igualaron el encuentro 1-1, Lindor, con hombre en tercera y dos outs, conectó sencillo para impulsar lo que sería la carrera, que al final sería la diferencia para su equipo, que ganó el segundo de la serie 2-1.

Josh Tomlin fue el abridor por Cleveland de este compromiso. Tuvo una salida notable. Permitió una carrera y tres imparables en 5.2 entradas. Ponchó a seis bateadores. Esa labor fue bien finalizada nuevamente por el bullpen. Bryan Shaw, Andrew Miller y Cody Allen se combinaron para retirar los últimos 10 bateadores de los Azulejos de Toronto, que nunca pudieron descifrar los lanzamientos de los pitchers relevistas.

La clave de Cleveland está funcionando a la perfección. Los lanzadores que vienen del bullpen han enfrentado a 18 bateadores en seis entradas de labor, tan solo han permitido un imparable y han ponchado a 13. Dominio total. Y los abridores no se quedan atrás, Kluber y Tomlin en 12 entradas, aunque permitieron nueve imparables y cuatro bases por bolas, entre los dos, limitaron a la ofensiva a una sola carrera.

¿Qué necesitan los Azulejos?

La serie se le puso cuesta arriba para los Azulejos puesto que, desde el año 2000, para no ir más atrás, siete equipos han iniciado la Serie por el Campeonato de la Liga Americana con marca de 2-0, solo uno de esos siete no salió por la puerta grande: los Yanquis de Nueva York de 2004, el resto ganó la serie, tres de esas escuadras por la vía de la barrida (ganando los cuatro encuentros sin perder ninguno).

Así las cosas, Toronto no debe esperar. Para el tercer encuentro, que se juega el lunes en el Rogers Centre de la ciudad canadiense, tienen que buscar la manera de producir desde la primera entrada. Si dejan que Trevor Bauer (lanzador que está llamado a ser el abridor) empiece a comer innings sin permitir carreras, las cosas se van a complicar y más si llegan a la séptima entrada, donde el bullpen de Cleveland puede hacer de las suyas.

También deben aparecer los bates de José Bautista, Troy Tulowitzki y Rusell Martin, ellos son esenciales para que la batería ofensiva funcione. Hasta el momento solo han podido responder Josh Donaldson y Edwin Encarnación, pero los dos han quedado aislados. Si ambos están en base no hay quien los impulse y no tienen a quien impulsar, puesto que el bate número uno no ha logrado conectar de imparable.

¿Y los Indios?

Los Indios, por su parte, debe seguir igual. Aprovechando sus oportunidades. Es un equipo laborioso, pero el poder ofensivo no es tan grande como el de los Azulejos. Sus lanzadores deben seguir haciendo el trabajo e intentar llegar a la séptima entrada con una ventaja mínima para que Andrew Miller y Cody Allen se encarguen de cerrarle la puerta en la cara a la novena de Toronto.

Cleveland está a dos partidos de regresar a una Serie Mundial después de 19 años de ausencia. Sería una gran sorpresa en la Liga Americana, puesto que iniciando la temporada las predicciones ponían a los Indios en el penúltimo lugar de la división central del joven circuito. Gran trabajo de Terry Francona y del gerente general del equipo, Mike Chernoff, quienes han potenciado a una novena que busca quitarse el lastre de 78 años sin ganar una Serie Mundial. 

últimas noticias

¿Y qué se hicieron los estafadores de bases?

¡Una mirada a los novatos en las Grandes Ligas!