Los Indios se coronan campeones de la Liga Americana

La novena de Cleveland venció en cinco juegos a los Azulejos de Toronto y llegan a una Seriie Mundial por primera vez en 19 años.

Cody Allen y Roberto Pérez celebran el triunfo de los Indios de Cleveland en la Serie por el Campeonato de la Liga Americana. Foto: AFP

Cleveland celebra. Sus Indios regresan a una Serie Mundial después 19 años y lo hacen ante cualquier pronóstico. Fueron más allá de las salidas de calidad por parte de los lanzadores abridores y se reinventaron en la ofensiva. La clave de Terry Francona, manager de la tribu, estuvo saber manejar a sus pitchers relevistas y en una ofensiva que siempre fue efectiva. Tan efectiva que, en cuatro de los cinco partidos de la Serie por el Campeonato de la Liga Americana, se fueron al frente. Los cuatro encuentros los ganaron y se coronaron campeones del joven circuito por primera vez desde 1997 y sexta en la historia de la franquicia.

Atrás quedaron los ocho años que llevaban sin jugar postemporada (en 2013 fueron eliminados en el juego por el comodín) y los 18 años en los que aquel batazo de Edgar Rentería en la Serie Mundial de 1997 aún hacía eco en la memoria de algunos fanáticos. Y cómo no, esa Serie Mundial había sido el gran éxito de los Indios de Cleveland, que llevan 68 años sin saber lo que es coronarse campeones de las Grandes Ligas. Estuvieron cerca en 2007 de dejar esa amargura atrás, pero el trago que tuvieron que pasar fue más pesado: los Medias Rojas de Boston le remontaron un 3-1 en la Serie por el Campeonato de la Liga Americana.

Este miércoles llegaron al quinto partido de la serie contra los Azulejos de Toronto con los mismos números que hace nueve años, 3-1 a favor. Pero esta vez no iban a dejar que la serie se alargara. Ya lo habían permitido el martes, después de perder 5-1 contra Toronto en el Rogers Centre, pero los Indios, que dominaron esta serie de principio a fin tenían todo a favor. Al ponerse 3-0 el lunes, la balanza se había inclinado totalmente a su favor, es una desventaja que tan solo un equipo en la historia de las Grandes Ligas ha remontado y fueron los Medias Rojas en 2004. Ningún otro ha logrado esa hazaña. Y Toronto no fue el segundo.

Y no lo fue porque sus bates fueron acallados por un bullpen de los Indios que estuvo inmenso. Entre Cody Allen y Andrew Miller – Jugador Más Valioso de la Serie – se encargaron de silenciar una ofensiva, que fue una de las más potentes a lo largo del año en la Liga Americana. Los dos lanzadores se encargaron de lanzar 11.1 entradas en la serie, en las que permitieron cuatro imparables, una base por bolas y poncharon a 21 bateadores. Después de la séptima los Azulejos no pudieron hacer nada. Si Cleveland llegaba con ventaja al último tercio del partido ese era el resultado final. Los dos lanzadores estuvieron inmensos.

Pero para que el bullpen pudiera hacer su trabajo, era necesario que los bates de la ofensiva aparecieran. Y siempre que lo hicieron, fueron oportunos. En los primeros dos juegos de la serie el gran protagonista fue Francisco Lindor, quien metió el batazo en el momento en el que el juego lo pedía para que el marcador le favoreciera a los dirigidos por Terry Francona y en el tercero y quinto juego, fueron Mike Napoli, Jason Kipnis, Coco Crisp y Carlos Santana quienes se encargaron de acabar con cualquier intento de esperanza que brotara en Toronto. Lo aplastaron sin misericordia.

Los Indios han demostrado que están para grandes cosas este año. Su objetivo más allá de llegar a una Serie Mundial después de 19 años, es ganarla, algo no ocurre desde 1948. “Nadie en este equipo está asustado, iniciamos el último partido de la serie por el campeonato con un lanzador que apenas había tenido una apertura en su carrera, tuvimos confianza en él, eso es algo especial. Hay una razón por la que estamos donde estamos”, dijo después del partido de este miércoles en el que los Indios ganaron 3-0, el lanzador Andrew Miller. 

El martes 25 de octubre se inicia la Serie Mundial en Progressive Field. Los Indios esperan al ganador de la Serie por el Campeonato de la Liga Nacional entre Los Dodgers de Los Ángeles y los Cachorros de Chicago. La novena de Cleveland espera repetir lo hecho en 2015 por los Reales de Kansas City, lo que rompería con una racha de 12 años en la que dos equipos de la Liga Americana no ganan en temporadas consecutivas un título del 'Clásico de Otoño' (en 2004 y 2005 lo hicieron los Medias Rojas de Boston y los Medias Blancas de Chicago, respectivamente).

Correo: [email protected]