¿Repetirán los Medias Rojas de Boston?

Las apuestas, antes de iniciarse la temporada, señalan que sí. Pero otra cosa pueden decidir los Astros de Houston; los Indios de Cleveland; los Atléticos de Oakland, los Reales de Kansas City, los Mellizos de Minnesota, y, hasta, los Yanquis de Nueva York.

Los Medias Rojas de Boston se coronaron campeones de la Liga Americana en 2018. AFP

Alex Cora se cubrió de fama y gloria en su primer año como capataz de los Medias Rojas de Boston, la mejor novena de este nuevo siglo en el béisbol de las Grandes Ligas, al acumular la tercera corona de la Serie Mundial, incluyendo la que conquistaron hace apenas cinco meses.

Pero de boca en boca, cuando de rumores se trata, anda la pregunta del millón: ¿Podrán los Medias Rojas de Boston repetir en este 2019? Hay que decirlo de un tajo: difícil, muy difícil que los ‘’Pati-rojos’’ vuelvan a tener una campaña tan sensacional como la pasada.

Es que en la anterior temporada, los Medias Rojas taparon todas las salidas a sus contrincantes tanto de la Liga Americana como de la Liga Nacional, al superar los obstáculos que encontraron, hasta llegar a la cúspide en la Cita de Octubre. Y esa clase de buen béisbol, casi nunca se repite; además, porque todo les salía a pedir de boca en los momentos cruciales de los desafíos en donde se jugaban el todo o el nada.

Cora repite en el mando de Boston, contando con casi la misma plantilla de hace un año, con la excepción de la ausencia, hasta hoy confirmada, de su taponero de lujo, Craig Kimbrel, un ‘’apagafuegos’’ de primera línea y un brazo de cierre que le puede hacer mucha falta a los actuales campeones del Clásico de Octubre.

¿Y sus rivales?

No hay la menor duda que durante el receso de invierno, casi todas las novenas de la Liga Americana, desarrollaron ajustes a sus nóminas, incluyendo por el momento, la presencia de cinco nuevos estrategas de las 15 novenas que tiene el circuito, es decir, que una tercera parte de las estrategias estarán en nuevas concepciones beisbolísticas.

Brad Ausmus, aun cuando no es novato en estas lides, pues ya dirigió a los Tigres de Detroit, es el nuevo orientador de los Angelinos de California; Charlie Montoya, de Puerto Rico, será el nuevo capataz de los Azulejos de Toronto, estrenándose como dirigente en la Gran Carpa; Brandon Hyde, también novato, dirigirá las toldas de los Orioles de Baltimore; los Vigilantes de Texas encargaron del comando del equipo al novato Chris Woodward; y finalmente, los Mellizos de Minnesota llevan al mando del timón a Rocco Baldelli, quien se estrena como estratega.

Crecen en los cotizados cuadros de los críticos, novenas como los Reales de Kansas City y los Atléticos de Oakland; y conservan su línea de clubes rivales de jerarquía, los Astros de Houston; los Indios de Cleveland, los Mellizos de Minnesota, y, por supuesto, los Yanquis de Nueva York, equipo éste que mantuvo casi intacta sus líneas, apenas con la contratación de dos nuevos guardabases para la campaña, como lo son Troy Tulowitzki y D.J. LeMahieu, ante la forzada ausencia de Didi Gregorius, quien se está recuperando de una lesión.

Por sectores

Los Medias Rojas y los Yanquis de Nueva York, son los favoritos para ganar la división Este de la Liga Americana, descartándose desde el inicio a los Orioles de Baltimore, mas no así a los Rayas de Tampa ni a los Azulejos de Toronto.

Los Medias Rojas con la excepción de su veterano segunda base, Dustin Pedroia, quien podría volver al campo de juego luego de su prolongado receso, tiene el núcleo central intacto, pero las dudas surgen al rededor de su cuerpo de abridores.

Cora seguirá contando con Mookie Betts, el cubano-americano, J.D. Martínez, el dominicano Rafael Devers y Xander Bogaerts, entre otros, para cumplir con su cometido de repetir con los títulos, de la división, la liga y el Clásico de Otoño.

Experiencia la hay y de sobra en el estamento serpentinero, pero la incógnita surge con relación a la capacidad de juego, de ese grupo de lanzadores, que encabezarán los zurdos Chis Sale y David Price; siguiéndolos los derechos Rick Porcello y Nathan Eovaldi; y cerrando el zurdo venezolano, Eduardo Rodríguez.

Por los Yanquis, además de Tulowitzki y LeMathieu, adquiridos en este invierno, los novatos Luke Voit y Tyler Wade, están para quedarse en el grupo de los 25 del club, con una maquinaria ofensiva con los bates de Aaron Judge, Giancarlo Stanton, Aaron Hicks, y si el receptor dominicano, Gary Sánchez vuelve a la normalidad con el uso del madero, hay que hablar con sumo respeto del club; mientras que Aaron Boone, el dirigente de los ‘’Bombarderos’’, se devana los sesos para sortear las dificultades en su rotación abridora.

Boone empezará la temporada sin los servicios del derecho dominicano Luis Severino, por molestias en su hombro derecho, y tendrá la incertidumbre del trabajo que pueda desarrollar el veterano zurdo, C.C. Sabathia, mientras se decide para terminar de conformar su grupo abridor, entre el mexicano Luis Cessa y el nicaragüense Jonathan Loaisiga, para que el japonés Masahiro Tanaka, J.A. Happ y el nuevo de la nómina, James Paxton, tengan al principio toda la responsabilidad de por lo menos, el primer mes de contienda.

Los Azulejos bajo las riendas del boricua Charlie Montoyo, cuentan con un buen grupo para ofrecer resistencia dentro de lo normal, y será el novato cubano Lourdes Gurriel Jr., y el también novato pero dominicano, Vladimir Guerrero Jr., quien por el momento no será de la partida, los encargados de llevar gran parte del peso de la novena en la campaña.

Marco Stroman, Aaron Sánchez, Matt Shoemaker, Ryan Borucki y Clay Buchholz, tendrán a su cargo la apertura de los juegos.

Los Rayas, con Kevin Cash una vez más en el mando, pueden dar sorpresas agradables, pero no como para pensar que su capacidad de juego estará dentro de lo especial.

Cash tendrá en la nómina abridora a su estrella y ganador del Cy Young, Blake Snell; y luego seguirán Charlie Morton, Tyler Glasnow, Ryan Yarbrough y Jalen Beeks.

Finalmente, los Orioles tienen pocas posibilidades de ofrecer la suficiente resistencia como para pensar en grande, ordenando su rotación con los lanzadores Dylan Bundy, Andrew Cashner, Alex Cobb, David Hess y el dominicano Yefry Ramírez.

En la Central

Los Indios, bajo el mando del veterano Terry Francona, y los Reales de Kansas City, con Ned Yost a la cabeza, tienen a su favor, una buena cuota del favoritismo, sin que nadie pueda olvidar a los Mellizos de Minnesota, que podrían dar más de un ‘’dolor de cabeza’’.

La ‘’Tribu’’ con el as derecho, Corey Kluber; el venezolano Carlos Santana; Trevor Bauer, Mike Clevinger y el dominicano Danny Salazar, en la rotación, con el respaldo del boricua Francisco Lindor, Jason Kipnis, los dominicanos José Ramírez y Carlos Santana, tienen con qué pensar en grande.

Los Reales podrán ser dignos contrincantes si su ofensiva marca el ritmo deseado, porque la ausencia de su receptor estelar, el venezolano Salvador Pérez, podría cambiar el panorama a la hora de la verdad.

Danny Dufy, Brad Keller, Jakob Junis, Jorge López y Ian Kennedy pueden soportar la tarea exigente de ser los abridores para ganar más y perder menos, a la hora de que concluya el calendario regular.

Ahora bien, los Mellizos podrían acabar con las aspiraciones de los otros miembros del grupo, si la llegada del toletero dominicano Nelson Cruz, y del versátil venezolano Marwin González, responden a las expectativas que hay en la novena con su presencia.

El puertorriqueño José Berríos, Kyle Gibson, Jake Odorizzi, el venezolano Martín Pérez y el dominicano Adalberto Mejía, están en la plantilla abridora, si otra cosa no dice el veterano Michael Pineda, quien debe estar en plenitud de sus facultades, antes de llegar a la lomita de los suspiros.

Los Tigres de Detroit no están por el momento en la ruta ganadora, aun cuando su estratega, Ron Gardenhire, espera que este 2019 sea totalmente diferente para los ‘’felinos’’ y que el venezolano Miguel Cabrera, esté en toda su capacidad de juego, para que su rendimiento sea lo esperado.

Jordan Zimmerman, Matthew Boyd, Matt Moore y Tyson Roos, integran la rotación, con una quinta casilla que se disputan Michael Fullmer y Daniel Norris, son brazos que pueden dar batalla si encuentran el respaldo ofensivo de sus compañeros.

Rick Rentería, el orientador de los Medias Blancas de Chicago, espera que este año las cosas cambien para el club, si toda la nómina se mantiene saludable. No es que esté pensando en ganar fácilmente, pero sí en dar lucha a todos los rivales.

Carlos Rodon, los dominicanos Reynaldo López e Iván Nova; Lucas Giolito y Dylan Covey, tendrán la responsabilidad de ser los abridores, mientras se decide, un poco más adelante, si el veterano dominicano, Ervin Santana, está totalmente recuperado para integrar el grupo.

Y en el Oeste

Los críticos creen firmemente en que la corona de la división Oeste debe quedar en manos de los Astros de Houston o de los Angelinos de California. Sin embargo, los Atléticos de Oakland podrían terciar en esas aspiraciones.

A.H. Hinch, el piloto de los Astros, sabe que si sus muchachos se mantienen con salud, muchas cosas buenas pueden ofrecer en la contienda, especialmente si su eje central, conformado por George Springer, Alex Bregman, el venezolano José Altuve y el boricua Carlos Correa, consiguen su ritmo habitual a la ofensiva.

El grupo abridor es garantía para los Astros, trabajando desde el montículo, con el veterano Justin Verlander; Gerrit Cole, Collin McHugh, Wade Miley y Brad Peacock.

Los Angelinos para iniciar la temporada, no contará con el japonés Shohei Ohtani, en plan de lanzador, pero si alcanza a tener estabilidad física superando las dolencias que padece en los actuales momentos, el asiático puede ser utilizado, con buenas proyecciones, como bateador designado, posición que seguramente compartirá con el veterano y formidable pelotero dominicano, Albert Pujols.

Mike Trout es la bujía del club, pero un apoyo decidido de Justin Upton, Justin Bour y Andrelton Simmons, podría conducir a la prosperidad de las manos de los lanzadores abridores, Tyler Skaggs, Andrew Heaney, Matt Harvey, Trevor Cahill, y el panameño Jaime Barría.

A la caza de buenas oportunidades este año, aparecen los Atléticos de Oakland, que bajo la experiencia del cotizado técnico Bob Melvin, podrían cambiarle el panorama a la división.

Si la ofensiva carbura con el ritmo del año pasado, cuando desataron implacablemente sus bates frente a los más  encopetados lanzadores de la Gran Carpa, y la rotación se hace respetar por sus rivales, todo puede suceder.

Los brazos de Mike Fiers, el mexicano Marco Estrada, Brett Anderson, el dominicano Frankie Montás y Aaron Brooks, tienen la potencia suficiente para dar el golpe y llegar a la postemporada.

En cuanto a los Marineros de Seattle, al perder tres valiosas piezas, como el segunda base dominicano Robinson Canó; el fantástico cerrador derecho boricua, Edwin Díaz; y al toletero dominicano y bateador designado, Nelson Cruz, pareciera haber perdido el norte ganador.

Scott Servais, al mando de la dirección técnica, y luego de un mes de intenso trabajo en los campos de entrenamientos con los integrantes de la plantilla, él cree que los Marineros pueden ser la piedra en el zapato de muchos de sus rivales.

Cierto es que su estelar lanzador, el derecho venezolano Felix Hernández, ha perdido parte del poder de su juego desde la loma, pero se mantiene en la rotación, ocupando la cuarta casilla, por el momento; por lo que los abridores laborarán con el siguiente orden: Marco Gonzáles, el japonés Yusei Kikuchi, Mike Leake y lo cierra Wade LeBlanc.

Cierra la rueda del grupo Oeste de la Americana, los Vigilantes de Texas, es la novena que tiene esperanzas para volver a ocupar posiciones de privilegio.

No será nada fácil, pero cuando en el béisbol se suman los factores, todos positivos, las cosas pueden dar muy buenos resultados. Todo dependerá del despliegue ofensivo que alcancen, y la respuesta que ofrezca el cuerpo de abridores, con Mike Minor, Lance Lynn, Drew Smyly, el veterano dominicano Edinson Vólquez, y Shelby Miller, para detener la artillería de los contrincantes.

Los Medias Rojas son los favoritos. Nosotros no creemos que eso esté a la vuelta de la esquina. Los  tropiezos para actuales campeones se evidenciarán desde el comienzo de la temporada. No les quepa duda de ello.

Los Medias Rojas, los Indios, los Yanquis, los Astros, los Atléticos y los Mellizos pueden estar en la baraja de la postemporada en la Liga Americana.

¡Eso creemos nosotros, solo falta esperar los resultados de la temporada!

847003

2019-03-26T17:56:48-05:00

article

2019-03-26T17:56:48-05:00

jdlahoz86_100

none

Antonio Andraus - Especial El Espectador

Béisbol

¿Repetirán los Medias Rojas de Boston?

40

12994

13034