San Francisco, a ampliar ventaja en casa de Detroit

El venezolano Aníbal Sánchez tendrá la misión de evitar que los Tigres queden contra la pared.

Mientras que el abridor Ryan Vogelsong tratará de ampliar la ventaja de los Gigantes de San Francisco en el tercer juego de la Serie Mundial, la presencia latinoamericana se mantiene con el abridor de los Tigres de Detroit, el venezolano Aníbal Sánchez.

El tercer juego del "Clásico de Otoño", que lo dominan los Gigantes con registro de 2-0, se llevará a cabo en el Comerica Park de Detroit, en donde los Tigres tratarán de disminuir la desventaja, teniendo a Sánchez sobre el montículo.

El derecho venezolano de 28 años espera ser el detonante de la presencia latinoamericana de los Tigres, que hasta ahora no han podido ser la fórmula ganadora para la novena de Detroit ante el gran acierto e inspiración del pitcheo de los Gigantes.

Aunque hay quienes consideran que el clima más frío de Detroit podría ayudar a la novena de casa, también es necesario que los bates exploten, esta vez quizá motivados por el ritmo de la serpentina venezolana de Sánchez.

Mientras que en San Francisco los dos primeros juegos se llevaron a cabo bajo temperaturas de 60 grados (15 centígrados), en el Comerica Park de Detroit se prevé que pueda descender a los 30 grados (menos un grado centígrado).

Aunado a lo anterior la batería del antesalista venezolano Miguel Cabrera, y la de Prince Fielder, deben empezar a estallar o el viaje de los Tigres al Clásico de Otoño terminará muy pronto.

Los toletes de Detroit consiguieron sólo tres carreras y 10 imparables en los dos juegos en San Francisco, donde los dos abridores zurdos, Barry Zito y Madison Bumgarner se impusieron con el apoyo de la gran labor que realizó el "bullpen".

Maniatados por los lanzamientos de Zito y Bumgarner en el AT&T Park, los Tigres enfrentarán a Vogelsong, un serpentinero diestro, ante quien los bates podrían tener mayor contundencia.

Los Tigres batearon para .275 contra bateadores diestros, por .253 contra zurdos, en campaña regular que les permitió conseguir el título de la División Central y el banderín de la Americana.

El receptor de los Tigres, Alex Ávila consideró que debido a que cuentan con buenos bateadores, "siempre se nos han complicado los lanzadores zurdos".

"Creo que ante un derecho tendremos mayores posibilidades", indicó. "Además también sabemos que el tercer partido es el que necesitamos ganar si queremos mantenernos en la pelea por el título de la Serie Mundial".

En ese sentido Volgelsong dijo no estar preocupado, sino por el contrario, consideró que "tanto yo como (Matt) Cain, que abrirá el cuarto juego, estamos aquí para continuar el trabajo de Zito y Bumgarner".

El piloto de los Tigres, Jim Leyland, descartó que el clima pueda beneficiarlos porque "es cierto que estará frío durante el juego, pero esto es la Serie Mundial, y además el clima estará frío tanto para nosotros como para ellos".

A Leyland parece que tampoco le importa que los Tigres han perdido cinco juegos consecutivos de Serie Mundial, desde el 2006, "porque no quiero hablar del pasado, ahora sólo importa lo que va a pasar en el tercer juego".

Mientras que el piloto de los Gigantes, Bruce Bochy, indicó que "será un juego complicado porque los Tigres es un buen equipo, sobre todo en su campo, en donde han dominado a excelentes novenas, como a los Cardenales de San Luis o los Rojos de Cincinnati. En su campo son realmente complicados".

El Comerica Park albergará el tercer juego de la Serie Mundial a partir de las 8:00 hora del Este, en donde Vogelsong (14-9 en temporada regular), enfrentará a Sánchez (9-13 en campaña).

Por su parte, Cabrera dijo que lo más importante de todo es ganar los tres partidos que tienen que disputar en su campo, luego ya se vería.

"La lógica de la Serie Mundial para el equipo que no tiene ventaja de campo no es otra que conseguir los triunfos en los que juega en su campo y luego ganar uno de los cuatro que disputa fuera", comentó Cabrera. "En los dos primeros no pudimos hacerlo, ahora lo único que cuenta es la victoria en el tercero y luego hablamos".