Se acerca el Clásico de Otoño

Este viernes comienza la postemporada del béisbol de las Grandes Ligas. Los Yanquis de Nueva York y los Filis de Filadelfia, los equipos favoritos.

Tras un apretado final de temporada regular, los ocho equipos que disputarán el título de las Grandes Ligas este año quedaron definidos. Los últimos en entrar fueron los Rays de Tampa, por la Liga Americana, y los Cardenales de San Luis, por la Nacional, quienes ganaron en sus últimos juegos.

Parten como favoritos los Yanquis de Nueva York y los Filis de Filadelfia, quienes salen con la ventaja de ser locales en la series de postemporada y podrían revivir la Serie Mundial de hace dos años, cuando la novena neoyorquina derrotó a la organización de Pensilvania.

Los Bombarderos del Bronx reciben este viernes a los Tigres de Detroit. Ambos equipos se miden por primera vez en unos playoffs desde 2006, cuando los neoyorquinos ganaron el juego de apertura y perdieron los tres siguientes, para dejarle libre el camino a Detroit a la Serie Mundial, que terminó perdiendo ese año contra St. Louis.

“Tuvimos un gran año”, dijo el mánager de los Tigres, Jim Leyland, quien también condujo a la novena en la debacle de 2006. Los Yanquis, que no juegan desde el 5 de mayo contra Detroit, cuentan con una potente alineación que ayudó a ganar 97 juegos, y en la que se destacan el ex Tigre Curtis Granderson, y los astros Derek Jeter, Mark Teixeira, Alex Rodríguez y el dominicano Robinson Canó. En el montículo, los Yankees abrirán la serie con su lanzador estrella C.C. Sabathia, quien tuvo récord de 19-8 y 3.00 promedio de carreras limpias (PCL), mientras que en la trinchera de los Tigres estará Justin Verlander, quien coleccionó impresionante marca de 24-5 con un PCL de 2.40.

En el otro choque de la Liga Americana, los Rays de Tampa visitan a los Rangers de Texas, que el año pasado cayeron ante San Francisco en su debut en un Clásico de Otoño. El duelo luce más parejo en el papel, con Texas desplegando una sólida ofensiva y Tampa oponiendo un efectivo cuerpo de lanzadores y excelente defensiva.

Por el Viejo Circuito, Filadelfia, que encabezó la temporada regular con 102 victorias, inicia su camino enfrentando desde el sábado y como local a los Cardenales de San Luis, en tanto que los Diamondbacks de Arizona viajan hasta Milwaukee para medirse a los Mellizos.

Los Cardenales parten con un récord negativo de seis derrotas en nueve partidos ante los Filis, y tendrán que enfrentar el cuerpo de pitcheo más profundo de la actualidad, compuesto por Roy Halladay, Cliff Lee, Roy Oswalt y Cole Hamels. Con ese cuarteto, Filadelfia confía en llegar a la Serie Mundial por tercera vez en cuatro años.

Por su parte, los Diamondbacks tuvieron el segundo peor récord en la Liga Nacional en 2010, pero completaron un tremendo año al terminar al frente de la División Oeste en la primera temporada completa del mánager Kirk Gibson con el equipo. Su rival, Milwaukee, tuvo récord de 96 victorias para ganar un título divisional por primera vez en 29 años, en su intento de llegar a la Serie Mundial desde 1982.