Teherán, Quintana y un Juego de Estrellas de Grandes Ligas para la historia

Por primera vez en un ‘clásico de mitad de temporada’ dos jugadores colombianos vieron acción. La quinta entrada fue reservada para los lanzadores nacionales.

José Quintana se convirtió en el primer colombiano en lanzar en un Juego de Estrellas de las Grandes Ligas. Foto: AFP

El Juego de Estrellas se realiza en medio de un ambiente festivo. Compañerismo, risas, abrazos y charlas. De todo se puede ver en el ‘clásico de mitad de temporada’ de las Grandes Ligas. Pero hasta la fecha nunca se había dado que dos jugadores nacidos en Colombia estuvieran presentes en un mismo encuentro. Tan solo Edgar Rentería había visto acción. Pero la edición de este año ya se había convertido en algo especial, por primera vez dos peloteros criollos habían sido nombrados dentro de los beisbolistas que iban a estar en el partido que este año se llevó a cabo en San Diego: Julio Teherán por la Liga Nacional y José Quintana por la Liga Americana.

Y no solo fueron a ver el encuentro, como sucedió con Teherán en 2014. No. En esta edición todo se combinó para que hubiera una entrada donde los dos aparecieran. Los managers de ambos equipos (Terry Collins y Ned Yost) parecía que se habían puesto de acuerdo para mandar a los colombianos. Para ponerlos frente a frente. La quinta entrada fue la elegida para que los lanzadores debutaran en un Juego de Estrellas de las Grandes Ligas. Fue un inning histórico para el béisbol nacional.

En la parte alta, José Quintana salió al montículo. El pitcher de los Medias Blancas de Chicago no tuvo mayores inconvenientes en su presentación. Aunque José Altuve cometió error y dejó embasar a David Murphy, el zurdo retiró a Paul Goldschmidt y a Nolan Arenado. Después Wil Myers le conectó doblete, pero terminó ponchando a Wilson Ramos para salir de la entrada. Realizó 13 lanzamientos.

Y si Quintana tuvo una buena presentación, Julio Teherán no se quedó atrás. Salió en la parte baja y estuvo intratable. Necesitó 12 pitcheos para retirar la tanda. No permitió hit ni base por bola. Manny Machado, Edwin Encarnación y Francisco Lindor no pudieron descifrar sus lanzamientos y apenas pudieron conectar las bolas enviadas al plato por el derecho de los Bravos de Atlanta. El que mejor le pegó a un lanzamiento de Teherán fue Machado, quien hizo swing con un brazo y mandó la bola cerca a la barda.

Los colombianos no tuvieron problemas. Mantuvieron el marcador con el que salieron a lanzar, 4-2 a favor de la Liga Americana. El joven circuito se fue adelante en la segunda entrada con dos cuadrangulares. Eric Hosmer y Salvador Pérez se encargaron impulsar las primeras tres carreras y en el tercer inning nuevamente Hosmer con un sencillo amplió diferencias. Mientras que la Liga Nacional, aunque se fue arriba con jonrón de Kris Bryant y un sencillo de Marcell Osuna impulsó la segunda carrera en la cuarta entrada, no supo aprovechar los hombres que tuvo en base para generar más anotaciones. El marcador no se movió al final y la Liga Americana ganó y se quedó con la ventaja de localía para la Serie Mundial.

Despedida para el ‘Big Papi’

Además de la aparición por primera vez de dos peloteros nacionales en un Juego de Estrellas, este encuentro sirvió para despedir a David Ortíz. El bateador designado de los Medias Rojas de Boston, que está jugando su última temporada como profesional, negoció base por bolas en la tercera entrada y el manager Ned Yost lo sacó del partido en sustitución por Edwin Encarnación.

Mientras se retiraba con el casco en su mano, todos los asistentes al estadio de Petco Park se levantaron para despedirlo. Fue un aplauso sonoro, un momento para enmarcar en la historia de los Juegos de Estrella. Marcó el adiós de un jugador que ha sido clave en los últimas tres Series Mundiales que ganaron los Medias Rojas. Mientras salía del terreno la emoción se dejó ver en la cara del ‘Big Papi’ quien apretó los labios para desaparecerlas. Llegaron sus compañeros de equipo para abrazarlo mientras los aplausos hacia él no cesaban. Fue un adiós por lo alto para el dominicano. “Me estoy retirando. No planeo cambiar de idea. Me estoy retirando dignamente”, dijo en la rueda de prensa.