Venezolano Miguel Cabrera, el titán de Detroit

Miguel Cabrera, ganador de la triple corona, avanzó con su equipo a la Serie Mundial.

Miguel Cabrera ha sido uno de los jugadores más importantes para Detroit en esta temporada.  / AFP
Miguel Cabrera ha sido uno de los jugadores más importantes para Detroit en esta temporada. / AFP

Los Tigres de Detroit, con barrida de 4-0 ante los Yanquis de Nueva York y el jardinero Delmond Young como su Jugador Más Valioso (MVP) de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, volvieron por undécima vez en su historia al “Clásico de Otoño”.

El abridor Max Scherzer dominó desde el montículo y el campocorto dominicano Johnny Peralta produjo tres carreras para que los Tigres ganaran 8-1 a los Yanquis en el cuarto y decisivo partido de la serie, disputada al mejor de siete.

El venezolano Miguel Cabrera y Peralta batearon cuadrangulares de dos carreras en un ataque de cuatro anotaciones en la cuarta entrada contra CC Sabathia, quien fue incapaz de evitar que los Yanquis fueran barridos en una serie de postemporada por primera vez en 32 años.

“Sí, lo hicimos”, declaró el venezolano Cabrera. “Es un sentimiento increíble… Cuatro triunfos más, muchachos, sólo cuatro victorias más”, agregó el ganador de la triple corona en esta temporada.

Miguel Cabrera es en la actualidad el mejor bateador de las Grandes Ligas. Con su potencia se ha convertido en una leyenda viviente del deporte de la pelota caliente, gracias a los números y récords que ha marcado desde que incursionó en el béisbol norteamericano. Su talento en los estadios de la Gran Carpa lo demostró el mismo día que debutó, el 20 de junio de 2003 con los Marlins de la Florida. En su primer turno al bate conectó un jonrón, fundamental para que su equipo se llevara la victoria, una hazaña lograda únicamente por Billy Parker en 1971 y Josh Bard en 2003.

Esa misma temporada, con tan sólo 20 años, fue clave para que los Marlins ganaran la Serie Mundial. Durante el quinto juego frente a los Yanquis de Nueva York, Roger Clemens, uno de los mejores lanzadores de la historia, trató de intimidar al joven. Sin embargo, éste le respondió segundos más tarde con un vuelacercas por la banda derecha, demostrando así que estaba hecho para triunfar.

Luego de esta proeza, el pelotero, que hoy tiene 29 años, volvió a jugar a su natal Venezuela. Lo hizo con el equipo de sus amores, los Tigres de Aragua, quienes con este refuerzo lograron ganar la liga venezolana de béisbol después de 27 años.

Cabrera jugó en los Marlins hasta la temporada de 2008. El venezolano estuvo en el Juego de las Estrellas en los años 2004, 2005, 2006 y 2007. En su última temporada como marlin consiguió una marca más: ser el jugador más joven en llegar a las 500 carreras impulsadas.

En 2008, Cabrera pasó a la Liga Americana a jugar con un contrato multimillonario en los Tigres de Detroit, equipo con el cual terminaría de consagrarse como uno de los mejores beisbolistas del mundo. Para la temporada de 2010, volvería a un Juego de las Estrellas y en 2011 lo repetiría. Además logró ser campeón al bate con un promedio de 344.

La temporada 2012 ha sido sin dudas la mejor de Cabrera en las Grandes Ligas. Logró una de las proezas soñadas por cualquier bateador en una temporada: la triple corona.

En el estadio Kauffman de Kansas City se convirtió en el decimoquinto pelotero en hacerlo, luego de terminar con un promedio de .330, 44 jonrones y 139 carreras impulsadas, dejando su nombre junto a leyendas de la talla de Ted Williams, Roger Hornsby, Mickey Mantle y Lou Gehrig.

Nadie había alcanzado a liderar estas tres estadísticas ofensivas desde que Carl Yastrzemski lo hiciera en la temporada de 1967 con el uniforme de los Medias Rojas de Boston.

Miguel Cabrera es un hombre récord, uno de esos fenómenos que dejan huella en la historia del deporte, y desde este miércoles tendrá la oportunidad de pelear porganar una Serie Mundial, tal como lo hizo con los Marlins el año en que debutó en el béisbol de las grandes ligas.