Yanquis vencen a Twins en el partido por el comodín de la Liga Americana

La novena de Nueva York regresa a una Serie Divisional después de cinco años. Derrotaron a Minnesota 8-4.

Gary Sánchez anota la carrera que le devolvió la ventaja a los Yanquis en la parte baja de la tercera entrada contra los Mellizos. AFP

Greg Bird aprovechó la imprecisión de José Berrios. En cuenta de tres bolas, un strike, el primera base de los Yanquis de Nueva York vio clara la recta que lanzó el boricua. Sacó el bate y conectó un sencillo que impulsó a Gary Sánchez. Le dio la ventaja 5-4 a los bombarderos del Bronx, que supieron aprovechar la fortaleza de su cuerpo de lanzadores relevistas para salir con la victoria 8-4 del Yankee Stadium y avanzar a la Serie Divisional de la Liga Americana en la que enfrentará a los Indios de Cleveland.

Fue un encuentro clásico de postemporada: los nervios a punta y los aficionados metidos por completo en el encuentro. Gritaron cada lanzamiento, cada turno al bate. Ni las tres carreras con las que los Mellizos de Minnesota abrieron el partido pudo con los fanáticos de los Yanquis, que fueron impulsados por el buen desempeño al bate de Brett Gardner, Aaron Judge y Didi Gregorius. Este último conectó un cuadrangular de tres carreras en la parte baja de la primera entrada para igualar el encuentro.

No fue la noche de los lanzadores abridores. Ninguno de los dos pasó de la segunda entrada. Fue una noche corta para los dominicanos Luis Severino de los Yanquis y Ervin Santana de los Mellizos. Ambos le dieron ventaja a la ofensiva rival, que fue bien aprovechada. Salieron cabizbajos dejando a su equipo perdiendo. Severino tuvo una presentación de 0.1 entradas, realizó 29 pitcheos y permitió dos cuadrangulares y tres carreras. Por su parte, Santana estuvo en el montículo por dos entradas, hizo 64 lanzamientos, permitió dos cuadrangulares y cuatro carreras.

Los relevistas de los Yanquis hicieron el trabajo aunque Chad Green permitió la carrera del empate en la parte alta de la tercera entrada, David Robertson, Tommy Kahnle y Aroldis Chapman se combinaron para lanzar 6-2 entradas en las que tan solo permitieron cuatro imparables, sin carreras y poncharon a nueve bateadores. Mientras que los Mellizos no contaron con el mismo poderío. Su bullpen no pudo contener a la ofensiva de Nueva York, Berrios y Trevor Hildenberger permitieron cuatro carreras, que al final fueron la diferencia para que la novena del Bronx.

Gardner, Judge y Hicks se encargaron de ampliar la ventaja para los Yanquis, que logró acabar con una racha de cinco derrotas consecutivas. La victoria permite a Nueva York pasar a la serie de División, que se jugará al mejor de cinco, ante los campeones de la División Central de la Americana, los Indios de Cleveland, que terminaron con la mejor marca del joven circuito, con números de 102-60. El primer juego de la serie se llevará a cabo el jueves en Cleveland.

Mientras que los Mellizos, que llegaron a las finales con el segundo comodín de la Americana, con su derrota quedaron eliminados de la fase final. Minnesota perdió su juego número 13 consecutivo de fase final, con lo que empatan la marca que impusieron los Medias Rojas de Boston de 1986 a 1995.

La victoria en la lomita se la acreditó el segundo relevo David Robertson (1-0), que trabajó tres entradas y un tercio, permitió tres imparables, dio una base y ponchó a cinco bateadores. La derrota fue para Berríos (0-1) en tres entradas, aceptando cinco imparables, jonrón y tres carreras.