Cada vez más cerca de la séptima

El primer duelo de la final quedó en tablas. Los juveniles tumaqueños Kevin Rendón y Julián Quiñones fueron los anotadores.

Un resultado que les debería generar tranquilidad a los hinchas de Santa Fe, lo que hizo fue angustiarlos más. Anoche, su equipo empató 1-1 en Pasto y quedó más cerca de conquistar su séptimo título, pues definirá la serie el próximo domingo (6:00 p.m.) en El Campín.

Y pudo ganar, porque en los 90 minutos su rival generó apenas una opción de gol, la que le permitió irse en ventaja, un tiro libre desde 30 metros que el juvenil Kevin Rendón, con algo de complicidad del arquero Camilo Vargas, la mandó al fondo de la red.

Santa Fe, en cambio, tuvo cinco oportunidades claras para anotar. Las dos primeras casi seguidas, con Jonathan Copete y Diego Cabrera, quienes por lo demás pasaron inadvertidos por el campo del estadio Libertad.

Dos más por intermedio de Ómar Pérez, primero en un remate cruzado que se cerró y que sacó espectacularmente el arquero José Fernando Cuadrado. Y la segunda en un tiro de media distancia, ya en la etapa complementaria, que el golero pastuso desvió hacia la esquina.

La otra opción fue el gol del juvenil Julián Quiñones, quien escogió el mejor momento para estrenarse como anotador en el profesionalismo.

Curiosamente los dos goleadores de la noche nacieron en Tumaco, el puerto nariñense cuna de varios de los mejores jugadores de la historia.

El resultado le sirvió al Pasto para prolongar su invicto en casa, durante partidos oficiales, a 31 fechas, pero también ratificó que el elenco cardenal rinde mucho fuera de su estadio.

El título se definirá entonces en El Campín, en el que Santa Fe ha sido contundente este semestre y especialmente en la fase final, pues viene de derrotar consecutivamente a Chicó, Itagüí y Equidad. Esas estadísticas, además del apoyo de su hinchada, deberían bastar para que los albirrojos corten una racha de 37 años sin alcanzar la estrella.

Le faltó ambición

Deportivo Pasto comenzó mejor el encuentro, pero a pesar de que manejaba la pelota, no generaba verdadero peligro. Santa Fe era impreciso saliendo, pero seguro atrás.

Hasta que Rendón puso a celebrar a los 25 mil seguidores pastusos que pintaron de rojo las tribunas. Pero paradójicamente ese gol despertó a los cardenales, que de la mano de Ómar Pérez se montaron en el compromiso, crearon varias posibilidades e igualaron merecidamente en un momento clave del partido, justo antes de irse al descanso.

Pero en el complemento los muchachos de Wilson Gutiérrez les volvieron a dar la iniciativa a los de José Flabio Torres. Pasto manejaba el balón, tocaba y tocaba, pero no agredía. Los nariñenses no tuvieron contundencia en el último cuarto de cancha.

Santa Fe respetó más de la cuenta a su rival, como si supiera que con el empate bastaba. Casi no se acercó a predios de Cuadrado y se olvidó de sus puntas, Copete y Cabrera.

A 10 minutos del final el Pasto reclamó como penalti una mano involuntaria del defensa paraguayo Germán Centurión, luego de una jugada de Juan Sebastián Villota en la que claramente buscó que la pelota le pegara en el brazo al contrincante.

El final fue dramático porque los locales, a punta de ganas, intentaron desequilibrar y los albirrojos asustaron en un par de contragolpes.

Camino a los camerinos en los rostros de los jugadores se percibieron sus sensaciones. Satisfacción en los capitalinos, pero sin triunfalismo. Ilusión en los nariñenses, que no se dan por vencidos.

El domingo, con las bajas sensibles de Gerardo Bedoya y Germán Centurión, Santa Fe tratará de cambiar la historia. Wilson Gutiérrez y sus muchachos intentarán darle la séptima corona al primer campeón de Colombia, tras las conseguidas en 1948, 1958, 1960, 1966, 1971 y 1975.

Pero antes habrá que superar al Pasto, que anoche no fue brillante como una semana atrás contra el Tolima, pero que de visitante venció hace poco a Tolima y Huila.

Los partidos hay que jugarlos, pero parece que el sueño cardenal está a 90 minutos de hacerse realidad.

Calificación por jugador:

Santa Fe

Camilo Vargas (4)

No lo exigieron demasiado. Pero el portero tuvo complicidad en el gol pastuso. No supo ubicar su barrera y no voló para evitar el tanto. Además, en los centros no salió seguro.

Sergio Otálvaro (5)

El lateral no brilló, pero no tuvo problemas anoche. Regresó de forma efectiva, cometió algunas faltas necesarias y, cuando ayudó al equipo en salida, estuvo preciso en los pases.

Julián Quiñones (8)

El central fue la figura del partido: en el juego aéreo estuvo implacable. En los centros rivales se vio seguro y en ataque aprovechó su altura para marcar. Impasable.

Germán Centurión (6)

El paraguayo fue repetitivo en las faltas y el juego duro. Pero en defensa no tuvo complicaciones, salvo un error en los últimos minutos que finalmente no trascendió.

Luis Carlos Arias (5)

La única opción que tuvo en ataque la mandó afuera, en una jugada que parecía fácil de meter. En contención fue un gran apoyo para Gerardo Bedoya en el medio campo.

Gerardo Bedoya (6)

Recio en la marca y solidario con los creativos en el medio campo, como siempre se le ha visto a ‘El General’, quien incluso probó de media distancia. Sacó barata la pasividad del árbitro.

Juan Daniel Roa (6)

No fue trascendental en ataque, pero escalonó y respaldó a Bedoya en el medio campo. Como de costumbre, se le vio corajudo y recio a la hora de recuperar balones.

Ómar S. Pérez (7)

El capitán fue el pateador de los centros que le causaron los dolores de cabeza a la desorganizada defensa local. El portero rival evitó dos tiros suyos que iban directo a la portería.

Jonathan Copete (4)

No brilló como en otros partidos de las semifinales. Fue insistente en ataque por ambos costados, pero tuvo una opción de gol clarísima, mano a mano con el guardameta, que desperdició.

Diego A. Cabrera (4)

Sirvió como pívot, pero no pudo darse la vuelta de manera cómoda. Sin opciones claras de gol, pues no recibió muchos pases del costado y tuvo mucha marca.

Yulián Anchico (3)

El volante ingresó por Luis Carlos Arias para darle pausa al equipo y mantener el resultado. Estuvo pocos minutos, pero le respondió al técnico Wilson Gutiérrez.

Edwin Cardona (2)

Fue al terreno al minuto 82’, por Jonathan Copete, para tener más la pelota. No hizo la diferencia y se le vio muy alejado del balón. No tuvo suficiente tiempo.

Deportivo Pasto:

José F. Cuadrado (7)

Dio un rebote en el primer tiempo que por poco termina en gol de Luis Carlos Arias. Luego se reivindicó con dos tiros al rincón de Ómar Pérez. El responsable de que Santa Fe no hubiese ganado.

Gilberto García (1)

El lateral derecho, de buena producción durante el semestre, entró resentido por partidos pasados. Al minuto 12 se tironeó. Fue sustituido por Mauricio Mina.

Juan C. Mosquera (4)

Estuvo muy impreciso en defensa, cometiendo muchas faltas y demasiado lento en el juego aéreo. Tampoco fue efectivo en tiros libres propios como en otros partidos.

Wilson Galeano (4)

El defensor central lució lento y poco coordinado con Juan Carlos Mosquera. La línea defensiva no retrocedió bien y dio muchos espacios para que Santa Fe contragolpeara.

Marino García (5)

No permitió que Jonathan Copete, cuando jugó de perfil cambiado, ni Sergio Otálvaro avanzaran por su sector. No ayudó mucho en ataque y armando la figura al regresar dio ventajas.

Carlos Giraldo (5)

El capitán fue uno de los más destacados de su equipo. Trató de sacar al conjunto desde el fondo y se esforzó por acompañar a sus rivales. Abandonó un poco el sector de recuperación.

René Rosero (5)

Estuvo muy solo en la zona de recuperación. Los laterales no lo apoyaron y Giraldo no lo respaldó como en otras noches. Realizó algunos cortes de juego importantes, pero no brilló.

Ómar Rodríguez (4)

No pudo utilizar su potencial: la media distancia y la pelota parada. No aportó mucho en creación, no puso pases importantes a los delanteros y tampoco ayudó en recuperación.

Kevin Rendón (7)

Fue el más desequilibrante en la parte ofensiva del Pasto y quien anotó el gol. Se le vio inquietante por ambos costados, pero se encontró con una defensa segura.

Edwards Jiménez (4)

Recibió muchos pases de espalda y pareció haber jugado sólo a buscar faltas cerca del área. Los defensas no le dieron ventaja, pero tampoco intentó hacer la individual. Pasó inadvertido.

Víctor M. Zapata (6)

El técnico Torres acertó con su ingreso (por Mina): fue desequilibrante y sus desbordes por izquierda casi terminan dándole la victoria al Pasto en los últimos minutos.

Mauricio Mina (4)

Partido flojo, luego de que reemplazara al lesionado Gilberto ‘El Alcatraz’ García. No fue eficiente en defensa ni en ataque, por lo que obligó al DT a reemplazarlo.