Camila Zuluaga evalúa en qué se parecen el fútbol y la política