Caterine Ibargüen, brillante en China

La antioqueña se llevó el primer lugar en la válida inaugural de la Liga de Diamante, disputada ayer en Shanghái.

Ibargüen comenzó la defensa de su título en la Liga de Diamante. / EFE

Con la sonrisa que siempre la caracteriza y pidiendo el apoyo del público presente en el Shanghai Stadium, la atleta colombiana Caterine Ibargüen comenzó con pie derecho la defensa de la doble corona que ostenta en el salto triple de la Liga de Diamante, durante la primera válida de la temporada 2015, que se disputó ayer en Shanghái, China.

La campeona mundial de Rusia 2013 y subcampeona olímpica de Londres 2012 alcanzó en suelo asiático su vigesimatercera victoria consecutiva, al imponerse con una marca de 14 metros y 85 centímetros.

Con el viento a su favor, dentro de los límites de la legalidad, Ibargüen superó con amplitud a la ucraniana Olha Saladuha, quien registró 14,62 metros, y a la kazaja Olga Rypakova, campeona olímpica, que completó el podio con un registro de 14,38.

Ibargüen completó cinco de los seis intentos a los que tiene derecho cada atleta y fue precisamente en su quinta intervención en la que alcanzó la marca que le dio la victoria. El sexto y último salto resultó inválido, pues cometió una falta.

La estrella del atletismo colombiano, que logró su mejor registro en salto triple el 18 de julio de 2014, cuando alcanzó 15 metros y 31 centímetros en Mónaco, alargó su racha de victorias consecutivas a 23, 13 de ellas en la Liga de Diamante.

La última derrota de la deportista nacida en Apartadó se produjo el 5 de agosto del 2012, cuando fue batida en la final olímpica de Londres por la kazaja Olga Rypakova, que saltó 14,98, metros frente a los 14,80 de la colombiana.

Yosiris Urrutia, la otra colombiana presente en esta competencia, fue descalificada de la prueba luego de acumular dos saltos inválidos. En uno de ellos había alcanzado una marca de 13,57 metros.