Chile festeja y espera a México

La selección de Chile logró anoche la clasificación para los cuartos de final de la Copa América Centenario después de superar a Panamá 4-2, un resultado que no refleja la superioridad de la Roja, castigada por las pifias del arquero Claudio Bravo.

Los jugadores de Chile celebran su clasificación a cuartos, tras vencer a Panamá. / EFE
Los jugadores de Chile celebran su clasificación a cuartos, tras vencer a Panamá. / EFE

Los dobletes de Eduardo Vargas y Alexis Sánchez le dieron el triunfo a Chile, que dominó el cotejo y sólo pasó apuros en los primeros minutos, cuando Panamá se puso por delante tras un error de Bravo. El jugador del Barcelona tuvo una noche para el olvido y falló en las pocas veces en las que fue requerido.

El seleccionador chileno, Juan Antonio Pizzi, no ha logrado aún dar con un trío ofensivo y ayer realizó una nueva prueba, esta vez con José Pedro Fuenzalida por el extremo derecho. En la izquierda reapareció en el once Eduardo Vargas, que no había visto portería en los últimos partidos, pero que respondió a la confianza del técnico con un doblete vital para sosegar a la Roja en los instantes más comprometidos.

Las imprecisiones de Chile en la salida con el balón en los primeros instantes de juego dieron pie al gol panameño, que contó con la inestimable ayuda de Bravo. Miguel Camargo disparó desde fuera del área sin aparente peligro, pero el arquero del Barcelona calculó mal y el cuero le dobló las manoplas, ante la mirada atónita de sus compañeros.

A Chile no le quedaba otra alternativa que asfixiar a Panamá en busca del empate e inició una embestida liderada por Arturo Vidal y Alexis Sánchez. Al cuarto de hora Chile tomó un respiro con el tanto del empate. Alexis y Vidal trenzaron una pared que acabó con un remate del ariete del Arsenal que Jaime Penedo rechazó. Apareció entonces el oportuno Eduardo Vargas para empujar el balón al fondo de la red.

Penedo salvó el segundo tanto a un remate de cabeza de Vidal, pero no pudo hacer nada para evitar el segundo de Vargas. Al volver de los vestuarios, Alexis liquidó el compromiso con el tercer tanto con un cañonazo espléndido de volea.

Pero Panamá no dio el duelo por terminado y a 15 minutos del final acortó distancias con un cabezazo de Abdiel Arroyo en el segundo palo, que Bravo se tragó nuevamente. Alexis puso el broche al partido con un cabezazo.

Chile se medirá el sábado a México, mientras que Argentina, que venció anoche 3-0 a Bolivia, lo hará frente a Venezuela. Los tantos de la selección de Tata Martino fueron obra de Érik Lamela, Ezequiel Lavezzi y Víctor Cuesta. Lionel Messi ingresó en el segundo tiempo.

Temas relacionados