China ve 'hipocresía' en polémica por uniforme olímpico de EE.UU.

Políticos estadounidenses están indignados porque las prendas se fabricaron en el país asiático.

La prensa estatal china mostró su enfado este lunes por las declaraciones de varios políticos estadounidenses, que protestaron y se indignaron por el hecho de que los uniformes de la delegación del país a los Juegos Olímpicos de Londres se hayan fabricado en China.

El jefe de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, había pedido incluso, el pasado jueves, que se quemaran los uniformes.

"Si hay algo que arrojar al fuego es la hipocresía de los políticos estadounidenses", respondió la agencia de prensa estatal.

"El espíritu olímpico, que no tiene nada que ver con la política, llama a la comprensión mutua y al fair play. Así que el hecho de que los políticos estadounidenses pongan una etiqueta política a esos uniformes responde al nacionalismo y la ignorancia", señaló.

La controversia había llevado al Comité Olímpico Estadounidense (USOC) a disculparse el domingo, anunciando que era demasiado tarde para cambiar las indumentarias oficiales, de la marca Ralph Lauren.

A lo que sí se comprometió es a que los uniformes de los Juegos Olímpicos de invierno de Sochi-2014 se fabriquen en Estados Unidos, afirmó el USOC.

"La polémica sobre los uniformes del equipo olímpico estadounidense es sólo otro ejemplo de la intensidad y, a veces, del ridículo de la batalla política que tiene lugar en el Capitolio en este año electoral", subrayó la agencia estatal.

Las palabras de Harry Reid fueron especialmente criticadas. La agencia estatal consideró "increíble que palabras tan irresponsables hayan podido ser dichas por un político experimentado y de primera línea".